Los libros «raros» de García Lorca

La Biblioteca Nacional de España custodia algunos de los ejemplares más valiosos del poeta granadino

19.08.2016 | 00:45
Federico García Lorca.

Ayer se cumplieron 80 años de su muerte. La primera edición de su primer libro, Impresiones y paisajes (1918), es una de las más valiosas.

La primera edición del primer libro de Federico García Lorca, Impresiones y paisajes (1918), es uno de los ejemplares «raros» que custodia la Biblioteca Nacional de España (BNE) de este autor, del que ayer se cumplieron 80 años de su muerte, junto a otros que contienen anotaciones o dibujos del poeta.

El departamento de Manuscritos, Incunables y Raros alberga aquellos libros a los que se atribuye «una especial significación cultural, un elevado valor intelectual o estético», según explica Javier de Diego Romero, del Servicio de Reserva Impresa de la Biblioteca Nacional.

Entre ellos destacan las primeras ediciones, objeto de «particular aprecio, incluso cuando el papel o la impresión son deficientes o están llenas de erratas», ya que en ellas se vive, dice de Diego, «la experiencia del hechizo: en ella vio el autor, si vivía, su obra impresa por vez primera, y ella fue la que tuvieron en las manos sus primeros lectores».

De entre las primeras ediciones de Lorca que alberga la Biblioteca Nacional, además de ese primer libro, «un ejemplar que, afortunadamente, conserva la cubierta en rústica original», dice este, la de Oda a Walt Whitman, aparecida en México en 1933, siete años antes de su inclusión en Poeta en Nueva York.

En la BNE existe también un ejemplar de la edición de 1933 del Romancero gitano con una dedicatoria del autor granadino al también poeta de la Generación del 27 Adriano del Valle.

Entre estos ejemplares «raros» de García Lorca, hay uno de Llanto por Ignacio Sánchez Mejías ilustrado por el pintor onubense José Caballero, que sacó a la luz Ediciones del Árbol en 1935, y que incluye, entre otros apéndices, dedicatorias, cartas y postales, en parte sobre la elegía y el proyecto editorial, de Lorca y Caballero al propio Del Valle, a quien perteneció el libro hasta su ingreso en la Biblioteca en 1965.

Otra edición de Llanto por Ignacio Sánchez Mejías es una de las calificadas por de Diego como de bibliofilia, «aquella que convierte el libro en obra de arte», realizada en 1961 en Buenos Aires con grabados en madera, de Luis Seoane.

Y también, explica el experto, la BNE tiene traducciones tempranas de la obra de Lorca, como la inglesa de Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (Lament for the death of a bullfighter), editada en 1937, o la alemana del Romancero gitano (Zigeunerromanzen), en 1938.

Otra obra es la primera edición de El tabernáculo del poeta argentino Ricardo E. Molinari.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine