Líder y fundador de Status Quo

Francis Rossi: «El rock and roll ha sido mi vida»

A sus 70 años y tras 50 años en los escenarios, Francis Rossi sigue disfrutando con la música

20.08.2016 | 00:36
Francis Rossi, en un concierto de Status Quo en España.

Con el guitarrista Rick Parffit convaleciente tras un infarto, Status Quo se despide de las giras eléctricas en tres únicos conciertos en España. En Alicante, el 21 de agosto en la plaza de toros.

¿Cómo está su compañero Rick Parfitt después del infarto?

Rick tuvo un ataque al corazón, ha tenido varios antes y estamos haciendo los shows sin él, no hay otra posibilidad porque los promotores nos denunciarían si no diéramos los conciertos. Eso lo hace bastante interesante y lo convierte en un reto. Él aun está todavía bajo cuidados médicos.

¿Seguirá la gira con el grupo?

Eso no lo sabemos aún. Tenemos que esperar a ver qué dicen los médicos ya que su corazón esta mal y hay algunos otros problemas. Quizá vuelva en octubre, pero tampoco lo sabemos.

¿Qué significa para usted el rock and roll?

El rock and roll ha sido mi vida, pero creo que algunas personas tienen una idea imaginaria sobre lo que llaman el modo de vida del rock and roll, una conducta inaceptable. Para mí, el rock and roll es la música, pero me gusta la música en general, no solo rock, también algo de clásica, ópera, jazz, country, blues o pop. Sencillamente me gusta la música. He estado bajo el paraguas del rock and roll durante mucho tiempo, ha sido mi vida y estoy muy agradecido y contento por ello.

¿Qué le empuja a seguir en los escenarios después de 50 años?

Probablemente, el ego. 

¿Ego?

Eso creo. Hay momentos en los que no compones ni haces nada, de repente empiezas a escribir canciones y las quieres grabar y llevarlas ante el público para que las valore. Así que es como una droga, como la comida, o el sexo. Cuando tienes sexo y es realmente bueno, quieres hacerlo otra vez. O una comida es extremadamente buena y quieres repetir... Y lo mismo sucede en los conciertos o cuando haces un disco. Si has tenido éxito con uno, quieres hacerlo de nuevo. Nunca hay un final.

Pocas parejas aguantan tanto tiempo juntas. ¿Hay secreto?

Rick y yo nos aguantamos la mayor parte del tiempo. Cuando éramos jóvenes éramos muy buenos amigos y, aunque luego con el tiempo nos hayamos distanciado, nos llevamos bastante bien. No creo que haya secreto, es solo que hacemos esto juntos y supongo que queremos que esto sobreviva.

Y que no viven juntos...

Nooo (ríe). Pero hemos pasado juntos mucho más tiempo que con nuestros hijos, padres o mujeres. Viví con mis padres 16 ó 17 años, con mi primera mujer estuve 12 años, con la segunda llevo 26, pero Rick y yo hemos estado juntos desde que tenia 16 años, así que es un poco raro. Hemos aprendido a darnos espacios el uno al otro y a estar alejados el uno del otro.

¿Qué cree que han aportado al rock and roll en este medio siglo?

Es demasiado pretencioso pensar algo así, aunque a algunos músicos les gusta pensar eso. Creo que el rock and roll ha sido bueno con nosotros, que el público se ha portado bien con nosotros. No creo que hayamos contribuido en una forma pomposa; es nuestra forma de vida, nuestro modo de ganar dinero. Quizás hemos contribuido a la música, no lo sé, pero no me gusta pensarlo porque no es bueno para mi ego y nos hace, a mí, a la música, al rock and roll más importante de lo que probablemente sea. Es importante en la vida de algunas personas, pero el fútbol también lo es para otras, o el golf, el sexo, la comida... Para mí que estoy en el negocio de la música es muy importante, pero para otros es lo que hacen el fin de semana, o en la discoteca. Para algunos es ... nada.

¿Cómo ve el rock hoy? ¿Le gusta lo que hacen nuevo grupos?

No sé qué grupos son nuevos y cuáles no. Para mí, la banda Muse es todavía un grupo nuevo, pero probablemente no lo sea. No voy buscando nueva música necesariamente, suelo encender la radio y dejar que me sorprenda. Estoy demasiado ocupado haciendo cosas para Status Quo como para ir mirando nuevos grupos o nueva música. Sí que admiro a la gente que sigue buscando música nueva. La música para mí no tiene que ser nueva, solo tiene que llamarme la atención de forma particular. Muchos músicos intentan encontrar algo nuevo, pero no creo que lo haya, pienso que solo hay otra combinación de notas. Y puede que a ti te guste esa combinación de notas y quizás yo la odie.

Dicen que escucha a Pavarotti después de los conciertos...

¡Sííí! Me encanta Pavarotti. Mi padre era italiano y hemos oído mucha opera italiana en casa. Supongo que cuando lo oigo puedo imaginar a mi padre cantando cuando yo era muy pequeño La donna e mobile y cosas así. Es reconfortante y emotivo. Lo que me gusta de la ópera es que no tienes que entender la letra, porque hay una emoción que sale de ella. A veces en el autobús lo llevo en el teléfono y bastante a menudo Andrew Bown y yo ponemos a Pavarotti después de un concierto porque es tan diferente de lo que acabamos de hacer... Y muchas veces me relaja escucharlo.

Esta es su última gira eléctrica. ¿Cómo será el concierto?

Podría decirte que va a ser lo más fantástico que hayas oído nunca, pero no lo sé. Status Quo va a tocar, esperamos hacerlo extremadamente bien, esperamos divertirnos. No puedo decir que va a ser fantástico o no –espero que lo sea– pero va a contener todas las canciones por las que son conocidos Status Quo y esperemos que sea algo realmente bueno.

Tienen muchos grandes éxitos, ¿son sus preferidas en directo?

Sí, hay canciones que te gustan mucho pero cuando las tocas en directo no necesariamente funcionan tan bien. Nunca he entendido por qué pasa eso. Así que muchas veces las canciones se mantienen durante años en el set-list de los conciertos, con ligeros cambios, porque son las que realmente funcionan en directo y te divierte tocarlas. No estoy por cambiar cosas solo porque haya que cambiarlas, me quiero divertir en el escenario y transmitirlo al público si es posible, porque si no me divierten las canciones que tocamos entonces...

¿Y le sigue divirtiendo tocar Whatever you want o In the army now?

Sí, es extraño porque las hemos tocado tantas veces, pero cada noche la reacción del público es diferente otra vez. Por eso digo que nunca sabes qué espera el público. Podemos tocar Whatever you want y ser «Hummm», y podemos tocar Whatever you want y que la respuesta sea «Ohhh» y entonces siempre buscas el «Ohhh» cuando sales al escenario. Quizás eso sea parte del reto, de la apuesta, de la emoción, que no sea «Achsss». Siempre lo estas buscando, como con la buena comida y el buen sexo, siempre buscas esa magia. Ojalá se quedara ahí.

¿Le gusta el público español?

Me gusta mucho, me recuerda un poco al francés. Los españoles no necesariamente tienen que saberse los hits, si les gusta una canción, responden, y escuchan, y no se emborrachan mucho. Como los franceses, beben un poco, pero no están tan borrachos como para no recordarlo al día siguiente. Los ingleses a veces están tan borrachos que creo que no me pueden oír o no estoy seguro de si se acordarán, y seguro que creen que se lo pasan bien. La mayoría de las veces el ego del músico quiere que se le escuche, incluso si son canciones sencillas, y eso lo noto especialmente con los españoles y los franceses.

Esta su primera visita a Alicante, ¿qué espera de nosotros?

¡Tapas! Me encanta la comida española. El año pasado estuvimos en un festival de heavy-metal en Barcelona y lo que más recuerdo es la comida y los bares de tapas, comí ahí cuatro veces en 24 horas. Pero nunca espero nada del público, somos la gente a la que se nos paga por entretener, así que somos nosotros los que tenemos que intentar dar algo que luego el público nos devuelve en forma de agradecimiento, y es ahí donde los músicos nos sentimos recompensados

Para terminar, ¿está de acuerdo con el Brexit?

No, no me gusta que hayamos salido de la Unión Europea, creo que es una equivocación. Me gustaba la idea de permanecer juntos. No digo que no haya cosas que se hagan mal en la UE, todos sabemos que hay cosas que necesitan mejorarse, pero la idea de permanecer juntos me gustaba. En Inglaterra se le vendió a la gente que podía tomar sus propias decisiones y que no queríamos perder nuestra propia identidad. Bueno, no queremos ser los estados unidos de Europa, y no veo por qué no. Tú eres española, yo inglés, y ambos somos europeos,  y creo que a los europeos les gusta el crisol que hay en América. Mi madre era irlandesa, mi padre italiano, yo nací en Inglaterra... La idea de permanecer unidos cada uno con nuestra identidad era una buena fórmula. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine