Pedir limosna como reflexión artística

El artista Manuel Velandia critica la realidad poniéndose en la piel de un mendigo en Alicante

12.08.2016 | 01:38
Pedir limosna como reflexión artística

Performance social. Como un mendigo más, el artista colombiano Manuel Velarde pide limosna durante varias horas en Maisonnave para poner el foco en la experiencia de quienes se ven obligados a vivir en la calle.

«Quiero reflexionar sobre lo que se siente estando en la calle y evidenciar la pobreza, la exclusión y la violencia social». Este es el objetivo de Manuel Velandia, artista multidisciplinar colombiano residente en Alicante que ayer durante varias horas se hizo pasar por un mendigo pidiendo limosna en el cruce entre Maisonnave y Federico Soto en un performance social que ha denominado Ni de aquí ni de allá. Alteralidad(es), extranjería(s) y pobreza(s).

Velandia, que repetirá hoy la experiencia, quiere con ella reflexionar y tensionar el cruce entre lo estético, lo ético, lo político y sociocultural desde un punto de vista crítico. «Me pregunto cuál es la función social del arte», ha indicado el artista, para añadir que «quiero que el espectador piense sobre la realidad. El ciudadano está tan acostumbrado a la pobreza que asume que eso es un deber ser, no que es una situación anormal. No deberíamos tener ciudadanos viviendo en la calle».

La emigración y la exclusión social preocupan al artista quien aún se emociona recordando su llegada a España hace diez años como refugiado político. Por ello, en el cartel con el que pide limosna (lo que obtenga lo repartirá entre los mendigos reales) se presenta como un inmigrante «frente a gran parte de los mendigos que ponen que son españoles».

Velandia incide además en los diferentes tipos de mendicidad que existen en las calles de Alicante «con gente bien vestida que tenía trabajo y que lo perdió por la crisis y se ve obligada a pedir». Tal como señala, Ni de aquí ni de allí «propone una reflexión artística sobre la pobreza, la inmigración y el desempleo como situaciones que afectan la cotidianidad de españoles e inmigrantes hasta el punto de cambiar las relaciones sociales y los procesos emocionales y relacionales que redundan en transformaciones de la pirámide poblacional y el reflejo de situaciones como el envejecimiento de la población, el equilibrio entre sexos e incluso el efecto demográfico de la crisis económica actual».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine