Alicante registra más de un centenar de «tesoros» bajo el mar

El Centro de Arqueología Submarina de la Generalitat ha inventariado los restos de barcos y materiales hundidos

11.08.2016 | 01:07
Alicante registra más de un centenar de «tesoros» bajo el mar

El Centro de Arqueología Subacuática de la Comunidad dependiente de la Conselleria de Cultura ha inventariado los restos arqueológicos en el fondo del mar procedentes de yacimientos históricos, fruto del trabajo de investigación de las últimas décadas. La mayoría de estos «tesoros hundidos» se encuentran en la provincia de Alicante por la proximidad de sus costas a las antiguas rutas navales, y actualmente algunos todavía se pueden visitar, como el pecio romano Bou Ferrer en la Vila Joiosa o la Illeta dels Banyets de El Campello.

En Alicante se concentran hasta 133 puntos donde se encuentran restos arqueológicos, mientras en Valencia se han localizado 50 y en Castellón el número se eleva a 74. Las aguas acogen desde pecios romanos hasta submarinos de la I Guerra Mundial que naufragaron y desperdigaron el contenido que transportaban, como herramientas, munición, ánforas o anclas.

Durante los últimos 30 años, los trabajos de investigación realizados por la Generalitat en este campo se han llevado a cabo principalmente en la costa de Dénia donde se ha evidenciado el registro arqueológico más numeroso no solo de la provincia sino de toda la Comunidad debido a la larga trayectoria histórica de uso del puerto de Dénia como «refugio natural» al posibilitar el hibernaje para los grandes navíos. Una de estas embarcaciones es el pecio romano de Bou Ferrer, que naufragó en la costa de la Vila Joiosa. Estey acimiento se encuentra actualmente en excavación y se puede visitar de forma controlada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine