Los Planetas reivindican su trono

El Low Festival de Benidorm repite éxito y reúne a más de 25.000 «lowers» que disfrutan de la mejor música indie con grupos como La habitación roja y Second

04.08.2016 | 01:16
Los Planetas reivindican su trono
La actuación de Los Planetas, ayer en el Low Festival Benidorm, fue una de las más seguidas en los escenarios.

Vetusta Morla, The Kooks y Xoel López encabezan hoy un cartel que echa el cierre a la fiesta.

Éxito interestelar. Los Planetas, pioneros en esto de la música indie española, dieron ayer un puñetazo sobre la mesa para reivindicar su trono de hierro. Y es que la banda granadina lleva en este mundillo desde hace más de 20 años. Una trayectoria que repasaron ayer en la segunda jornada del Low Festival de Benidorm.

Los Planetas se hicieron respetar y ofrecieron una de sus mejores versiones tras un tiempo considerable sin ofrecer grandes shows. Con Jota al frente, la banda lo dio todo. Un buen rollo que supieron transmitir al público que desde las 23.00 horas esperaba a los pies del escenario Budweiser.

Sonaron éxitos como Un buen día, que demuestra que lo mejor de Los Planetas surge cuando mezclan la melancolía y lo cotidiano sin florituras en las letras. Miles de personas cantaron y bailaron con ellos y fueron testigos de la revolución planetaria que se vivió ayer en el polideportivo Guillermo Amor.

El segundo día del Low Festival comenzó a las 19.00 horas con Sr. Chinarro en el escenario Matusalem. Sin embargo, aquellos que el viernes cogieron con fuerza la fiesta decidieron dormir unas horas de siesta, ya que hasta pasadas las 21.00 horas el grueso del público no entró en el recinto. Algunos habían estado calentando motores en diversos botellones diseminados en los aledaños del festival.

A lo largo de la jornada el Matusalen también acogió las actuaciones de Niños Mutantes (con un público entregado pero un volumen de sonido demasiado bajo), los valencianos La Habitación Roja, Buffetlibre o Yall, el grupo barcelonés culpable de que su Hundred Miles, sintonía de un anuncio de una conocida marca de ropa, se nos haya metido a muchos en la cabeza. Asimismo, por dicho escenario también pasó el trío gallego de garage punk Novedades Carminha, cuyas guitarras eléctricas despertaron al público y pusieron en pie a aquellos que descansaban en los sillones de las zonas de relax.

Otro de los grupos más esperados por los «lowers» que ayer pasó por el Guillermo Amor fue Suede, con su inconfundible estilo «british». El grupo vuelve a actuar en Benidorm después de haber estado en el Low 2012.

Horas antes, el Budweiser lo abrieron los murcianos Second, presentes en la mayoría de los carteles de los festivales españoles de música. Por eso, no es de extrañar que hayan ido subiendo escalones poco a poco hasta haber conseguido colarse en el escenario más importante del Low. Sonaron temazos como Rincón exquisito, que fue tarareada por los «lowers» que a las 20.00 horas se atrevieron a desafiar al calor benidormense.

Otro de los platos fuertes de ayer en cuanto a bandas internacionales fue Black Lips. Los cuatro de Atlanta aterrizaron en Benidorm con la esencia más bulliciosa y gamberra del garage rock que invitaba a mover las piernas sin parar. Y eso hicimos. No parar de movernos. Algo parecido a lo que ocurrió el viernes, cuando Belle and Sebastian invitaron al escenario a unos 50 festivaleros que entraron en una especie de éxtasis rítmico-espasmótico.

Al cierre de esta edición, la encargada de clausurar -hasta hoy- el escenario Budweiser fue la extravagante cantante y compositora de electroclash Peaches, cuyas canciones están cargadas de contenido sexual. Todo un espectáculo, sobre todo para la vista.

En el escenario Wiko la fiesta comenzó a las 19.30 horas con el guitarrista Fernando Pascual y el batería Héctor Bardisa, que conforman los Cowboy Lovers, una entidad que comenzó como un proyecto de djs que pinchaba soul, rock, punk, garaje y sonidos cósmicos en las salas alicantinas y que se ha transformado en un potente dúo. En este mismo espacio, la fiesta continuó con La Hora del Té, la psicodelia de los madrileños Melange y los franceses Les Grys Grys que revolucionaron la pista de baile con su espíritu blusero y sixtie. Además, Juventud Juché y Exonvaldés también pisaron el Wiko.

Por el escenario más pequeño, el Jägermusic, pasaron Los Bengala (cuyo cantante se «rebotó» después de que la organización les cortara el sonido al haber superado el tiempo previsto de actuación) y Djs como Terrier, Óscar Mina, o Dj Coco, que amenizaron la jornada hasta altas horas de la madrugada. Este espacio sirvió para hacer tiempo entre concierto y concierto y se llenó, sobre todo, pasadas las 00.00 horas.

El Low se despide hoy con grupos nacionales como Vetusta Morla, Xoel López, 091 y Miss Caffeina y con bandas internacionales como los británicos The Kooks y los australianos Miami Horrors.

Un cartel que, en opinión de algunos de los asistentes, pecaba de «repetitivo», puesto que son numerosos los grupos que repetían en el festival de Benidorm. Algo que no impidió, por supuesto, disfrutar de su música.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine