23 de julio de 2016
23.07.2016

Museos que se ven, se oyen, se tocan y se comparten

La Noche en Blanco abre las puertas de los centros culturales de Alicante y atrae a numeroso público

23.07.2016 | 09:56
Museos que se ven, se oyen, se tocan y se comparten

Las visitas guiadas al MARQ se agotan en diez minutos.

Lo histórico, lo clásico, lo contemporáneo, lo de ahora, lo de antes, las Bellas Artes, la abstracción, la música, la danza, el deporte. Los centros culturales abrieron anoche sus puertas, dejaron entrar y salieron a la fresca. Actividades en los museos pero también en la calle. La culpa es de La Noche en Blanco, iniciativa nacida en París en 2002, que celebró ayer su segunda edición en Alicante. La cultura se expandió por la ciudad con los últimos rayos de sol y acabó una hora después de la medianoche bajo las estrellas. Y los ciudadanos respondieron.

El MACA y la calle Villavieja formaron un todo. El arte, la danza, la ilustración, el diseño, el barro, el hierro y los libros recorrieron la calle sin rubor –cortada al tráfico–. En el Museo de Arte Contemporáneo, las esculturas de Mar Solís bailaron las coreografía de Amaia Galeote ante los ojos de un público sorprendido por este montaje. Eso ocurrió en tres momentos de la noche.

Mientras, una decena de puestos en la Plaza de Santa María conformaban la Muestra de Ilustración y Autoedición, con especial protagonismo de la demostración de estampación y serigrafía. Algunos pudieron practicar y hasta llevarse algo de ropa a casa.

Santamaca mientras presentaba el «making of» de la obra de Solís y Ramón Cortés hacía un camino de barro donde la gente dejaba sus huellas.

La llamada de Odín no se hizo esperar en el MARQ. La exposición de los vikingos tiene mucho tirón. Tanto que, además de la jornada de puertas abiertas que reunieron a un buen número de público, la vista teatralizada causó furor hasta el punto de que a las cinco de la tarde ya había gente esperando y cuando se abrieron las puertas a las seis se agotaron las plazas en 10 minutos. Igual que las visitas guiadas. En total, alrededor de 1.500. De nuevo todo un éxito.

Y de la historia, a las Bellas Artes en el Mubag. Desde el martes, ya estaban cubiertas las plazas para las visitas teatralizadas a la exposición y numerosos niños participaron en el taller sobre el cielo y las proyecciones de fotografías de los propios asistentes. Lleno también en el concierto de piano de Benjamín Sun.

Las cuatro rutas arquitectónicas organizas por el Instituto Juan Gil-Albert también se llenaron prácticamente, igual que el recorrido por la exposición The Medusa Collective Experiment, guiada por la artista Cynthia Nudel.

En Las Cigarreras fue noche en blanco y negro, con la proyección de cine mudo, al que puso música la Banda Municipal de Alicante y en la Lonja, visitas a las exposiciones con sus comisarios y protagonistas.

En el MUA, cortometraje, curso de fotografía y jazz a la luz de la luna con el Margot Cortés Quartet.

Las actividades organizadas por el Museo del Agua, con magia y música, y de la Volvo también concentraron a gran número de público en una jornada única.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine