Locura mundial por Pokémon Go

El videojuego de realidad aumentada se desarrolla en lugares públicos, donde se ocultan los personajes

14.07.2016 | 03:50
Locura mundial por Pokémon Go

El videojuego de aventura de realidad aumentada Pokémon Go está causando furor en Estados Unidos, donde millones de usuarios buscan personajes virtuales ocultos en el mundo real con la ayuda de sus teléfonos móviles. El videojuego, desarrollado por Niantic Inc. y distribuido por la japonesa Nintendo, debutó en EE UU, Australia y Nueva Zelanda hace tan solo una semana, pero su popularidad es tal que ha provocado ya varios colapsos de los servidores en los que se aloja y una expectación inusitada en todo el mundo.

El juego ha logrado también rebasar los 65 millones de usuarios diarios que la red social Twitter tiene en Estados Unidos y ha generado aglomeraciones urbanas insospechadas para los no iniciados.

La fiebre ha ayudado también a disparar las acciones de Nintendo, que se han apreciado un 56,65 por ciento en la Bolsa de Tokio entre el pasado jueves y ayer gracias al éxito de ventas de Pokémon Go.

A diferencia de lo que suele ser tradicional con los videojuegos, Pokémon Go no se juega en el sofá sino en calles, parques, playas y otros enclaves del mundo real, que aparecen reflejados en la pantalla del jugador y donde se ocultan los personajes ficticios.

El sistema es sencillo. El juego utiliza el sistema de posicionamiento global del teléfono inteligente del usuario, así como su reloj, para detectar dónde y cuándo está el jugador en la vida real y dentro del juego, para hacer «aparecer» un personaje de Pokémon cerca de él, que se ve en la pantalla del teléfono, para que el usuario pueda «atraparlo». A medida que el jugador se mueve, dependiendo del lugar y la hora, aparecen más y más variados tipos de personajes de Pokémon. Esta unión de juego en la realidad física y la virtual es lo que en el argot de los videojuegos se conoce como realidad aumentada.

En la ciudad californiana de Santa Mónica, por ejemplo, cientos de jugadores deambulan por la noche por el puerto armados con sus teléfonos a la caza de un Pokémon. La escena era similar a la que se vivió también en el emblemático parque neoyorquino de Central Park, donde cientos de jóvenes apuntaban con sus móviles a árboles y otros lugares del parque en búsqueda de los codiciados personajes de ficción. El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, pidió ayer a Nintendo que lleve Pokémon Go hasta Brasil con motivo de los Juegos Olímpicos Río 2016 de agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine