Ángel Rielo: «La tristeza es una mochila del pasado»

12.07.2016 | 09:54
Ángel Rielo: «La tristeza es una mochila del pasado»

El pequeño libro de la felicidad no es un manual de autoayuda sino de «autocoña», como lo define su autor

¿Cómo surge El pequeño libro de la felicidad?

Este libro es fruto de las experiencias vividas. Soy un contador de historias. Es sobre todo, un libro práctico en clave de humor. Te ayuda a pasar buenos ratos, a despertar, a salir del letargo, pero no es un libro de autoayuda. Más bien es un libro de autocoña (risas).

La felicidad es un concepto muy complejo. ¿Cómo lo definiría usted?

Para cada persona es diferente. Para mí es adaptarme a lo que me pasa y afrontarlo con optimismo. Las cosas nos duelen porque nos resistimos a ellas. Te quedas anclado. La ventaja es que hay muchas felicidades, tantas como personas. Si no te gusta tu concepto de felicidad, fíjate en la de otra persona. Somos contenedores de emociones. Todo depende de cómo te tomes las cosas que te van ocurriendo en la vida. Lo importante es no quedarse estancado. Hay emociones que no sirven para nada, como la culpa y el remordimiento.

¿A quién recomienda este libro?

A todo el mundo, porque es divertido. Pero sobre todo a los que estén cansados y tristes, que hay mucha gente triste por ahí. La tristeza es una mochila del pasado y la ansiedad, del futuro.

En su libro habla de las cualidades de la buena persona: generosa, cariñosa, empática, bondadosa, solidaria, pacífica, alegre, comprensiva, leal y honrada. Aunque todos esos adjetivos deberían valorarlos los demás, ¿no?

Eso tiene un riesgo y es que la valoración del prójimo puede llegar a infravalorarnos. Hay que intentar no escuchar tanto las voces del exterior.

Se define como «feliciólogo». Explíqueme eso...

Lo escuché cuando trabajaba en un crucero y adopté el término. Después hice una obra de teatro con ese nombre. Soy el primer «feliciólogo» de España y espero no ser el último. Yo quiero que el mundo esté lleno de «feliciólogos» para hacer feliz a los demás.

 ¿Humor y felicidad son sinónimos?

Absolutamente. La risa es la medicina del alma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine