Cristina de Middel se encumbra en Arles

El último libro de la fotógrafa alicantina compite por ser el mejor del mundo

05.07.2016 | 00:16

También participa un volumen del oriolano Vicente Paredes, editado por ella

Los espíritus y los fantasmas de This is what hatred did no han traido más que buena suerte a Cristina de Middel. O más bien la fortuna le viene a la fotógrafa alicantina de una mezcla de indiscutible calidad fotográfica y una prodigiosa forma de construir historias. Esa mezcla ha llevado este volumen, que «sucede» en la ciudad nigeriana de Laos, hasta los famosos Encuentros Fotográficos de Arles, donde ha sido seleccionado entre los 40 finalistas de todo el mundo que optan al mejor libro de 2016.

«Es la segunda vez que me seleccionan en Arles –aseguraba la fotógrafa ayer rumbo a la ciudad francesa–, la primera con Afronautas y ahora con este libro, los dos relacionados con África, así que parece que el tándem África y Arles funciona».

Fueron más de 800 los trabajos presentados a este premios, que se fallan el próximo día 9, en la categoría de libro de autor. De ellos, 40 los seleccionados finalmente y con doble alegría para De Middel, no solo por su libro sino porque también está en esa lista Pony Congo, del oriolano Vicente Paredes, al que le une algo más que el lugar de nacimiento. Y es que la fotógrafa alicantina ha iniciado una nueva aventura al abrir una editorial, This Book is True, y el libro de Paredes lleva estampado el número 2 de su colección. «Estoy muy contenta porque el libro de Paredes es complicado y provocador, un libro difícil, así que está muy bien que lo hayan reconocido... casi me hace más ilusión que hayan seleccionado ese libro porque es una apuesta mía en la editorial y parece que no me he equivocado».

Como apunte, la obra del oriolano pone de manifiesto la coexistencia de dos realidades my diferentes: la de el estrés de los ricos por obtener el reconocimiento social y la de las sonrisas de los pobres de África.

Cristina de Middel confiesa que «es muy complicado ganar porque hay trabajos muy buenos, pero ya solo estar ahí es un triunfo».

De momento, su cabeza ya está de vuelta a África, donde trabaja junto al fotógrafo brasileño Bruno Morais sobre el tema de las religiones africanas en relación con Sudamérica. «Al final de año estará acabada la serie y luego haremos el libro». Y algo más. También está investigando en el archivo de la familia del músico y activista nigeriano Fela Kuti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine