Elgar y Beethoven cierran el ciclo

La Orquesta Filarmónica de Londres llega al ADDA con Pinchas Zukerman como director y solista

27.05.2016 | 01:08
Elgar y Beethoven cierran el ciclo

Real Orquesta Filarmónica de Londres

Alicante, ADDA, 27 mayo 2016 20 H.

Pinchas Zukerman, violín y director

Edward Elgar

(Broadheath, 1857- Worcester, 1934)

Serenata para cuerdas en mi menor (opus 20)

La Royal Philharmonic Orchestra of London (RPO), que ha sido considerada en el mundo a veces como la Orquesta Nacional de Gran Bretaña, cierra esta tarde el quinto ciclo sinfónico en el ADDA, la temporada 2015-16. Lo hace con dos obras de uno de los compositores británicos más populares, cuyas marchas militares de Pompa y circunstancias son ejecutadas año tras año en los acontecimientos sociales y musicales más relevantes. La Serenata para cuerdas, acabada en 1893, fue estrenada en julio de 1896 en Anvers. La primera audición completa en Inglaterra no tuvo lugar hasta el 16 de julio de 1896 en New Brighton.

Variaciones sobre un tema original Enigma (opus 86)

La segunda obra que escucharemos hoy fue estrenada en Londres el 19 de junio de 1899 bajo la dirección de Hans Richter. Elgar logró con las Variaciones Enigma darse a conocer al gran público cuando ya había rebasado los cuarenta años de edad. Según los estudiosos de la obra, ésta encierra un doble enigma: el primero, el propio tema, construido en seis compases en sol menor para cuerda que sirve de contrapunto a una melodía en la que algunos vislumbran el God save the King, el Dios salve al Rey del himno británico; el segundo enigma, que ha conseguido desvelarse casi por completo, es la dedicatoria con siglas de cada una de las catorce variaciones a un pariente o amigo del compositor: así, la primera variación (C.A.E.) es un retrato de Alicia Elgar, la esposa del autor, y la última (E.D.U) es un retrato del propio compositor llamado Edoo por su mujer. La más interpretada de sus variaciones es la novena (Nimrod), un adagio en mi bemol mayor en homenaje a su gran amigo August Johannes Jeager, colaborador de la Editorial Novello.

Ludwig van Beethoven

(Bonn, 1770-Viena, 1827)

Concierto para violín y orquesta en re mayo (opus 61)

Es el único concierto escrito por el genio de Bonn para este instrumento, aunque en las dos Romanzas que le precedieron se ha especulado que pudo estar el movimiento lento de sendos conciertos para violín que no llegaron a terminarse. Es una obra contemporánea de su Cuarta Sinfonía y fue estrenada el 23 de diciembre de 1806 en el Theater an der Wien. La primera ejecución corrió a cargo del virtuoso Franz Clement, para quien fue escrita. El estreno fue un éxito para el público pero la crítica no fue unánime. Se ha especulado que Beethoven compuso bastante rápidamente este concierto en los días de su compromiso secreto con Teresa von Brunswick pero la dedicatoria del mismo es a Stephan von Breuning, amigo de la infancia y violín solista entonces del Theater an der Wien. Durante bastantes años después de la muerte de Beethoven este concierto fue considerado «intocable» por sus exigencias técnicas hasta que, progresivamente, se impuso en el repertorio hasta alcanzar la celebridad que todavía tiene. Hoy lo interpretará uno de los grandes del instrumento, el israelí Pinchas Zukerman, que suele ejecutarlo con el violín Dushkin, de Guarnerius del Gesù, un instrumento de 1742.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine