04 de mayo de 2016
04.05.2016
Tribuna

Las deudas pendientes con Emilio Varela

04.05.2016 | 14:19

Al pasado 11 de noviembre de 2015, la Diputación Provincial de Alicante otorgó la distinción de Hijo Predilecto de la provincia de Alicante, a título póstumo, al pintor alicantino Emilio Varela Isabel, en un Pleno Extraordinario.

Hoy 4 de mayo tiene lugar el acto de entrega de esta concesión en el Palacio Provincial.

En este año 2016, en el cual se cumplen 129 años de su nacimiento (6 de noviembre de 1887) y 65 años de su fallecimiento (6 de enero de 1951) en esta Ciudad y en esta Provincia a la que tanto amó Varela y de la cual nos dejó en herencia infinidad de maravillosos rincones plasmados en sus cuadros, con su característico e inigualable sello de identidad.

Con este reconocimiento, por fin, se hace justicia y la institución provincial cierra una importante deuda pendiente que tenía con el artista, desde hace más de cino años.

Un largo camino que comenzó el día 20 de septiembre de 2010, cuando presenté por Registro en la Diputación la petición formal para esta concesión, de sobra merecida. Sin embargo, no sería hasta justo dos años después (septiembre de 2012), a raíz de una carta enviada al entonces diputado de Cultura, Juan Bautista Roselló, cuando se inició este largo proceso que hoy culmina.

Quiero agradecer públicamente a la Diputación Provincial y al equipo humano de su Área de Cultura por su gran labor y, muy especialmente, a D. Juan Bautista y a su secretaria Toté, por su apoyo incondicional hasta el final. También, quiero agradecer a todas las entidades y particulares que con la presentación de su carta de adhesión han contribuido a que su nombramiento se haya hecho realidad.

Resulta ser de sobra conocido que Varela fue un pintor innovador muy alicantino, adelantado en su pintura a la época que le tocó vivir, gran experimentador y abierto a las tendencias plásticas del mundo.

Como decía Sánchez-Camargo, un cuadro pintado por Varela resulta muy difícil de confundir, ya que en cada cuadro el pintor supo ver un mundo diferente y, sobre todo y, lo más importante, supo hacerlo ver a los demás. Él definió a Varela, textualmente, como «uno de los pintores más importantes de Europa».

Pero no por ello es más que evidente que Varela nunca ha sido profeta en su tierra, ya que es difícil de creer que un pintor de su importancia, del cual nos deberíamos sentir todos orgullosos como alicantinos, tanto por su decisiva aportación a la riqueza cultural de nuestra provincia como por ser un destacado referente para los artistas que le precedieron, todavía tenga su obra y su figura por explotar dentro y mucho más fuera de nuestras fronteras. Seguimos ocultando su valía y negándole el sitio que se merece, y es por ello, que me gustaría aprovechar este artículo, para rendirle un cariñoso homenaje en recuerdo al hombre sencillo y al enorme artista, que con su trabajo tanto ha contribuido al enriquecimiento de nuestro patrimonio cultural.

Es un buen momento para reflexionar sobre lo que hemos hecho hasta ahora para ensalzar su persona y plantear y/o reivindicar una serie de acciones prioritarias que todavía están por hacer, las cuales no deberían de caer en saco roto.

Entre ellas, destacaría:

La búsqueda y recuperación de la única película que existe sobre Varela, propiedad de la Diputación y que sería una pérdida irreparable que se perdiera. Y por qué no, si fuéramos más exigentes podríamos pensar en la realización de una mejor película o miniserie para facilitar la labor de información y divulgación a la ciudadanía.

La creación de un certamen de pintura con el nombre del pintor, que a su vez sirviera de descubrimiento y trampolín para las nuevas generaciones de artistas.

Una calle con su nombre, en consonancia con su categoría.

Un Museo Emilio Varela, una reivindicación muy demandada por la ciudadanía y por sus familiares que no parece que encuentre nunca el momento y mucho menos el lugar idóneo en esta ciudad, para las autoridades e instituciones locales que tienen el poder de decisión.

Y por último, muchas exposiciones sobre su obra pictórica se han hecho en nuestra ciudad y todas ellas excepcionales, la última y más reciente llevaba por título Emilio Varela: pintor universal, pero la gran asignatura pendiente sigue siendo que salga de esta ciudad y ese es un reto, que con ganas y esfuerzo podemos y debemos conseguir.

Tenemos entre todos una gran misión, que es la de defender y difundir nuestra cultura dentro y fuera de esta provincia y no debemos desaprovecharla. Es de sobra conocida mi lucha por conseguir que D. Emilio Varela ocupe ese ansiado y merecido lugar que le corresponde en nuestra sociedad y no les quepa la menor duda de que seguiré en mi empeño de evitar que, injustamente, se convierta en el gran pintor alicantino universal olvidado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine