De la novela histórica a la criminal

La escritora Eva G. Sáenz de Urturi se adentra en el género policiaco con tintes mitológicos en su cuarto libro, El silencio de la ciudad blanca

19.04.2016 | 01:14
De la novela histórica a la criminal

Su debut en la literatura llegó con La saga de los longevos, un long-seller ya, al que siguió una segunda parte, Los hijos de Adán, y otra novela, Pasaje a Thaití, todas ellas históricas. Ahora, la escritora Eva García Sáenz de Urturi, nacida en Vitoria y afincada desde hace años en Alicante, ha cambiado de género y se ha zambullido en el negro con El silencio de la ciudad blanca, la segunda obra que le edita Planeta, que presentó ayer en Alicante.

Su salto al noir, explicó ella, le llegó por cierto empacho de novela histórica –había escrito tres en tres años, de 500 páginas de media cada una– y por ganas de meterse en nuevos laberintos.

«Hasta ahora todas mis novelas eran históricas, era mucha documentación la que tenía que buscar y estaba ya un poco saturada de escribir y de leer lo mismo. Ya leía a Jo Nesbo, Donna Leon, César Pérez Gellida y me apetecía hacer negra», señaló la autora, tras añadir que «también era más reto para mí, porque la historia requiere planificar mucho, ver dónde colocas al asesino y tener en cuenta al lector siempre para mantener su atención»,

El resultado es una novela ambientada en Vitoria que tiene las fiestas de la Virgen Blanca de fondo, donde hace años se produjeron asesinatos con rituales, «una especie de cronocrímenes donde las víctimas aparecían en enclaves históricos. Hace veinte años se cogió al culpable y días antes de salir de la cárcel se vuelven a cometer crímenes parecidos», indica Sáenz de Urturi.

El encargado de investigar esta historia es un joven inspector, Unai López de Ayala, al que con frecuencia ayuda su abuelo, un hombre de campo, «su Watson», apunta la autora, que ha recogido muchos mitos conocidos en el norte de España, como el Sacamantecas, una especie de Jack el Destripador que mataba prostitutas en Vitoria en el siglo XIX.

«He querido mezclar la crónica negra con leyendas y mitología de brujas, malos espíritus y elementos ancestrales», añadió, sin olvidar que aún mantiene su sello de búsqueda histórica, ya que con esta novela estuvo documentándose durante tres años antes de ponerse a escribir.

Eva García, que hasta hace dos años trabajaba como técnico de la Biblioteca de la Universidad de Alicante, apunta que «esta vez buscaba algo más cercano a mí, con libros de Vitoria, y no se me ocurría nada con una premisa histórica hasta que se me ocurrió la dramática de la novela negra. Como escritor eres lo que lees y en ese momento estaba con la novela negra».

Para todo el proceso, además, Sáenz de Urturi se ha zambullido en el mundo policial y ha recibido un curso de Criminología de experto en perfilación criminal e inspección técnica ocular, ya que el protagonista es un inspector especialista en perfiles criminales.

«Lo peor fue la inspección técnica ocular, que tienes que ver muchas fotos de crímenes y fueron dos meses muy intensos y técnicos, pero me sirvió para hacer la novela más verosímil y para escribir algo que no revolviera el estómago del espectador, quería una historia que no salpicase sangre, más elegante».

El curso le sirvió para plantear dudas a los policías durante la escritura de la novela ya que, aseguró, «todas las escenas técnicas me las han revisado y reescribí escenas para que fuera verosímiles, como cambiar la llave maestra por un ariete. Antes preguntaba a los arqueólogos y ahora pregunto a los policías».

Aunque sus seguidores, que son muchos en la red –tiene 106.000 en Twitter y 20.000 en Instagram y Facebook– le reclaman una tercera parte de los longevos, ella no descarta continuar por la senda del crimen.

«Todo depende del mercado, si me piden más seguiré escribiendo tramas históricas con sus personajes y casos siempre autoconclusivos, que se puedan leer por separado. Por el boom que hay con este género, quizá siga en la próxima», manifestó la escritora, que añadió que la eclosión de la novela nórdica iniciada hace una década con sus historias policiacas en la nieve «no deja de ser un fenómeno ajeno y aquí también se puede hacer una buena trama». Además, considera que sumará lectores nuevos, ya que «la lectura de la novela negra se ha normalizado, todos la leemos y todo lo que llega ahora a best-seller es thriller, es el género del momento».

García Sáenz de Urturi presentará El silencio de la ciudad blanca también en la Feria del Libro de Alicante. Será en la caseta de la Casa del libro el próximo 24 de abril a las 18 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine