El drama de un «ángel» de Victoria's Secret

La modelo Erin Heatherton revela que la firma le pedía que bajara de peso y que llegó a contemplar no comer

08.04.2016 | 01:33
El drama de un «ángel» de Victoria's Secret
El drama de un «ángel» de Victoria's Secret

La top Erin Heatherton consiguió en 2013 una de las cosas con la que toda modelo sueña: ser un ángel de Victoria's Secret. Pero ella no guarda un recuerdo del todo bueno, sobre todo por las exigencias físicas y estéticas que la firma de lencería más famosa del mundo le pedía.

La propia Erin lo ha desvelado recientemente a la revista Motto. En una entrevista muy sincera, la modelo norteamericana explica que llegó a tener depresión a raíz de toda la presión que sentía por parte de Victoria's Secret: «En los dos últimos desfiles que hice para Victoria's Secret me dijeron que tenía que perder peso. Y yo me los quedé mirando como diciendo, ¿esto es en serio?», para continuar explicando: «Me deprimí muchísimo porque estaba trabajando muy duro y sentía que mi cuerpo se estaba resistiendo».

Y es que tras las largas sesiones de entrenamiento, lo único que pensó Erin fue en dejar a un lado la comida: «Quizá lo mejor será no comer y punto». Después de esto, la maniquí afirma que sintió un fuerte rechazo a todo lo que estaba haciendo para ser el ángel que ellos esperaban: «No podía salir ahí fuera, mostrando mi cuerpo y a mí misma a todas esas mujeres que me ven como un referente, y decirles que se trata de algo muy fácil y simple y que todo el mundo puede hacerlo».

Una verdad que ya se ha plasmado anteriormente. En 2014, el también modelo Robert Konjic afirmó que Cara Delevingne no podría desfilar para la firma porque no estaba todo lo delgada que debía: «Son famosos por ser estrictos. Si te descuidas, no te quieren». Y más recientemente, Rosie Huntington-Whiteley desveló la estricta dieta que seguía: ni queso, ni vino, ni nada de gluten.

Cuando la que llegó a ángel de Victoria's Secret empezaba su carrera, un agente le recomendó que comiera solo una pieza de sushi al día, a lo que la ella le espetó: «¡Que te jodan!». Desde entonces, trabaja con agencias que cuiden la salud de las modelos y, cómo no, con un nutricionista que le elabore una dieta a su medida.

Nigman Talib, un médico naturista de Londres y autor del libro Younger Skin Starts in the Gut (Una piel más joven comienza en el intestino), es quien mantiene a raya el cuerpo de la top, a base de prohibirle los lácteos, el gluten el azúcar y el alcohol, pero todo sea por estar sana y guapa. «Ha sido muy difícil», admitió Huntington-Whiteley a E!News.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine