Gustavo Piera: «El estrés es la diferencia entre los objetivos y lo que hemos alcanzado»

«La zona de confort es el pasado, donde ponemos el piloto automático»

04.04.2016 | 00:56
Gustavo Piera: «El estrés es la diferencia entre los objetivos y lo que hemos alcanzado»

Con más de 30 años de experiencia, este empresario, «coach» ejecutivo y experto en inteligencia emocional publica El arte de gestionar el tiempo, un «manual» para desterrar expresiones como «no tengo tiempo», una excusa para aquellos que, en realidad «no saben organizarse».

¿Qué es para usted la zona de confort de la que todo el mundo habla?

Aquel lugar donde nos sentimos cómodos haciendo lo que sabemos hacer. Es aquel lugar en el que no tenemos que pensar en cómo trabajar, pues ponemos el piloto automático. Pero la vida ha cambiado aquí, en el presente, y la zona de confort está en el pasado. Si queremos resultados diferentes debemos hacer cosas que no hemos hecho nunca.

Es común ver que las personas que dicen no tener tiempo para nada son, generalmente, las que menos asuntos resuelven.

La gente dice «no tengo tiempo» porque no sabe organizarse, y al no organizarse las cosas, el trabajo, todo, se los come. No sabe decir «no» porque no se organizan y las cosas se les eternizan.

¿Qué paradigmas pretende romper con este libro?

Que la gente entienda que el problema del tiempo no es el tiempo: son ellos. Todo el mundo tiene el mismo tiempo, pero con el mismo, hay gente que hace mucho y hay gente que hace muy poco.

Tendemos a confundir lo más urgente con lo más importante.

Generalmente nos dejamos comer por lo que llamamos estrés, que no es sino la diferencia entre los objetivos que nos planteamos y lo que conseguimos. De ahí la importancia de establecer bien nuestros objetivos y de planificarnos para conseguirlos.

¿Qué tanto por ciento es el ideal para dedicar a la vida profesional y privada?

Cada uno tiene que saber decidir qué quiere hacer con su vida, pero es cierto que tiene que haber un equilibro. De hecho, no solo entre la vida profesional y personal entendida como vida familiar y social, también hay que saber cuántas horas quiero dormir para recuperarme y estar relajado y luego rendir más, cuántas horas he de dedicar a mi cuidado personal porque un cuerpo sano es una mente sana. Todo eso son unas 10 o 12 horas: 12 para mí, y las otras 12 para todo lo demás: vida profesional, amigos, familia? Diría que un 50 %.

Dígame tres consejos básicos para aprovechar el tiempo.

Primero, he de saber a dónde voy y cómo me planifico. Segundo, he de reunirme conmigo mismo para analizar cada día qué estoy haciendo y si me sirve para legar a donde quiero ir. Y si empiezo a darme cuenta de que hago cosas que me llevan en dirección contraria, rectificar. Y, tercero, saber cómo decir no para no desviarme de mi trayectoria.

¿Cómo sabré si he aprovechado bien el tiempo?

Si has alcanzado tu objetivo en los plazos marcados. Y si en el proceso has aprendido y disfrutado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine