Hacienda pide tres años de cárcel a Borja Thyssen

Le reclama más de 600.00 euros porque no cree que viviera en Andorra más de 180 días al año

22.03.2016 | 04:01
Hacienda pide tres años de cárcel a Borja Thyssen

Los problemas con Hacienda de Borja Thyssen se agravan y es que la Agencia Tributaria acusa al hijo de la baronesa Thyssen de fraude fiscal. Según Fuentes próximas al juzgado de Pozuelo de Alarcón, la abogacía del Estado pide tres años de cárcel por defraudar unos 630.000 euros en los impuestos de la renta y patrimonio de 2007. El domicilio fiscal de Thyssen es motivo de controversia con el fisco desde junio de 2013, cuando Hacienda le denunció por evasión fiscal. La defensa de Borja Thyssen insiste que residía en Andorra y que la actuación de Hacienda ha sido ilegal.

Para ser residente fiscal en el extranjero hay que residir fuera de nuestras fronteras al menos 183 días. Sin embargo, el asado mes de abril del pasado año un grupo de fotógrafos sorprendían al hijo de Tita Cervera en Barcelona, y les pedía que no les sacase fotos para evitar ser descubierto. Si, como parece es el caso de Thyssen, Hacienda sospecha o tiene indicios de que la persona vive en España y su residencia legal en el extranjero es una mera treta, puede acudir a todo tipo de recibos –desde facturas telefónicas o de gas hasta extractos de tarjetas o billetes de avión– para desmontarla. Andorra es, junto con Portugal o Suiza, uno de los países preferidos por muchos españoles para tributar en el exterior y aligerar así su factura fiscal. De esta manera, desde su suspuesta residencia en Andorra desde el 2013, ha sido motivo de conflicto con la Agencia Tributaria que además le acusa de haber defraudado en los impuestos de la renta y patrimonio.

La cuantía defraudada (630.000 euros) está muy por encima del umbral del delito fiscal (120.000 euros), por lo que todo aquel que lo infrinja podría enfrentarse a una pena de prisión de uno a cinco años y una multa económica que oscila entre un mínimo de la cuantía defraudada y un máximo de seis veces esta cantidad. En España solo se entra en prisión por penas superiores a los dos años de cárcel. El año pasado la baronesa Thyssen y su hijo Borja compraron dos casas valoradas en 10 millones de euros, que se han convertido en su residencia. La adquisición se realizó semanas después de que Carmen Cervera vendiera su mansión de Villa Favorita en Suiza, una de las propiedades más importantes que heredó del barón, no solo por su valor económico (la operación se cerró en unos 65 millones de euros). Tras finalizar esa operación Tita y su hijo tomaron la decisión de trasladar su residencia fiscal a Andorra. La baronesa, que tiene nacionalidad suiza, ya había comprado un pequeño apartamento hace algunos años en el Principado.

Tanto Borja como su madre tienen propiedades en Barcelona y en Madrid. Blanca Cuesta, esposa del hijo de la baronesa, y sus cuatro hijos permanecen en la capital donde están escolarizados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine