08 de marzo de 2016
08.03.2016

A la cabeza en separaciones

La Comunidad Valenciana es una de las regiones con más demandas de disolución matrimonial, según datos del Consejo General del Poder Judicial

08.03.2016 | 04:44
A la cabeza en separaciones

Rupturas matrimoniales. La tasa de demandas de disolución matrimonial en la Comunidad Valenciana quedó situada en 3,1 por cada mil habitantes al finalizar el año 2015, tres décimas por encima de la media nacional.

La tasa de demandas de disolución matrimonial en la Comunidad Valenciana en el año 2015 es de 3,1 por cada mil habitantes, lo que sitúa a esta autonomía tres décimas por encima de la media nacional –2,8–, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) publicados ayer.

En la Comunidad Valenciana también aumentaron en 1,7% las separaciones consensuadas (frente a un descenso del 3,9 % en toda España), así como las demandas de nulidad (con un incremento del 160% frente a un 6.9 nacional).

En toda España, el número de demandas de disolución matrimonial, divorcios y separaciones, descendió un 2,6 por ciento en 2015, mientras que las demandas de nulidad crecieron un 6,9 por ciento con respecto a 2014, según los últimos datos del CGPJ.

Durante 2015, las demandas de divorcio descendieron un 2,4 por ciento, hasta las 123.330. De ellas, 73.389 fueron de mutuo acuerdo, con una disminución interanual del 3,2 por ciento, y 49.941 fueron contenciosas, un 1,3 por ciento menos que en 2014.

En cuanto a las separaciones, se presentaron 4.616 consensuadas –con una disminución interanual del 3,9 por ciento–, y 1.979 contenciosas -un 11,6 por ciento menos que en 2014-.

Por su parte, el número de demandas de nulidad fue un 6,9 por ciento superior que el anterior año, hasta alcanzar las 216.

Las comunidades autónomas que registraron mayor número de disoluciones matrimoniales fueron Canarias –con una tasa de 3,3 por cada 1.000 habitantes–, Cataluña y la Comunidad Valenciana –3,1–, Andalucía, Asturias y Baleares –2,9– y Cantabria y Murcia –2,8–, mientras que las más bajas se dieron en Castilla y León –2– y Navarra –2,1–.

La tasa media nacional se situó en 2015 en 2,8 demandas de disolución matrimonial por cada 1.000 habitantes.

En concreto, los divorcios consensuados a lo largo de 2015 –un total de 73.389– descendieron en toda España, aunque lo hizo menos en Extremadura –donde crecieron un 3,9 por ciento–, Castilla La Mancha –3,4 por ciento–, La Rioja –1,7 por ciento– y Aragón –0,4 por ciento–.

Las demandas de nulidad aumentaron un 6,9 por ciento, especialmente en Galicia –donde crecieron un 250%–, Comunidad Valenciana –160%– y Castilla La Mancha –150%–.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine