Javier Espinosa
Escritor 

«La felicidad se alimenta de momentos de tristeza»

«Con el acoso escolar las redes sociales son un arma de doble filo», admite Espinosa

28.10.2015 | 03:30
«La felicidad se alimenta de momentos de tristeza»

No le gusta calificarlo como libro de autoayuda. Para Javier Espinosa, La puerta de Peter Pan es un manual de herramientas para que cada lector se acepte como es, sin prejuicios y mirando la vida de frente.

Con esta obra nos propone un viaje interior lleno de puertas. ¿Podemos hablar de libro de autoayuda?
No me gusta llamarlo libro de autoayuda porque creo que es una disciplina que me queda grande. Surge más bien de mi libro anterior, Dime que no estoy dormido. En este libro cuento mi experiencia, mis luchas, pienso en las puertas de mi vida. Escribo desde el momento en que vivo el acoso escolar cuando era niño.

¿Cómo son las puertas de las que habla en su libro?
Son personas, recuerdos que nos han marcado y que hemos dejado atrás. En nuestra vida todo son puertas. Si lo piensas, siempre hay puertas: cuando entras al hospital a ver a alguien, cuando entras en una clase a hacer un examen. Todo recuerdo dramático tiene esas puertas.

Es entonces un libro basado en experiencias propias...
Un familiar me dijo una vez que es un manual de herramientas.

¿Por qué eligió la figura de Peter Pan?
Cuando los niños del colegio me perseguían yo me subía a los árboles para escapar, para huir, solo quería volar, como Peter Pan. Pensé que Peter Pan era verde para camuflarse entre las hojas de los árboles.

El acoso escolar, por desgracia, está muy presenta en la actualidad...
Sí y en eso las redes sociales son un arma de doble filo. Cuando me tocó a mí yo veía a mis acosadores, ahora con las redes no. Eso nos tiene que hacer pensar.

¿Cómo se consigue o se intenta ser feliz cuando uno pasa por algo así?
Siempre he sido un firme defensor de la tristeza. De hecho, creo que la felicidad se alimenta de momentos de tristeza. A veces vemos, sobre todo en las redes sociales, frases de ánimo, de felicidad... La gente necesita que le digas ese tipo de cosas, están ansiosas de felicidad. Y las redes sociales, en ocasiones, son soledades compartidas.

La tristeza, a veces, es también necesaria para saber apreciar los momentos de felicidad...
Así es, cuando estás triste, si tienes que llorar, pues llora, desahógate. Lo que trato de decir con este libro es que hemos de aceptarnos como somos.

Aunque a veces el entorno lo pone difícil, como fue su caso.
Sí, a veces intentan cambiarnos porque creen que nuestra forma de ser es errónea; sin embargo, no hay que estar a bien con todo el mundo. En el libro yo hablo de mi verdad que no tiene que ser la de los demás.

¿A quién va dirigido este libro?
A todo el mundo. Como digo es mi verdad. Hace poco una persona que estaba leyéndolo me dijo que tuvo que saltarse la parte del acoso porque él fue en su momento acosador. Ahí se dio cuenta del daño que había hecho. Con eso, me siento satisfecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine