La NASA invita a tres investigadores de Alicante a experimentar con ingravidez

Realizarán vuelos parabólicos en un avión para estudiar la obtención de agua y energía de la orina

26.09.2015 | 01:53
La NASA invita a tres investigadores de Alicante a experimentar con ingravidez

Los investigadores del Instituto Universitario de Electroquímica de la Universidad de Alicante, José Solla-Gullón y Francisco José Vidal Iglesias, junto al estudiante de doctorado Roberto Martínez, han sido invitados para realizar diferentes experimentos en condiciones de microgravedad en el Johnson Space Center (Houston, EE UU) de la NASA.

En concreto, realizarán vuelos parabólicos en un avión especialmente preparado que les permitirá disponer de un intervalo de unos 15-20 segundos en condiciones de ingravidez. Durante esa ventana de tiempo, llevarán a cabo experimentos de oxidación de amoniaco con electrocatalizadores de platino que pueden tener aplicaciones en el campo de la recuperación de agua y la obtención de energía a partir de los residuos fisiológicos, particularmente orina, generados por los astronautas.

«En estos vuelos parabólicos y, en particular, en la cresta de la parábola podremos ver cómo afecta la ingravidez en el comportamiento de nuestros catalizadores para el proceso de oxidación de amoniaco. Los vuelos duran aproximadamente 2 horas en los que realizaremos unas 50-60 parábolas. Los planes iniciales son realizar estos vuelos durante 3 o 4 días dependiendo de las condiciones atmosféricas», explica José Solla-Gullón.

En 2004 José Solla-Gullón y Francisco José Vidal publicaron una serie de artículos que ponían de manifiesto, por primera vez, la dependencia entre la forma de una nanopartícula de platino y su funcionamiento en reacciones electroquímicas como es el proceso de oxidación de amoniaco. Estos trabajos despertaron un gran interés en el profesor Carlos Cabrera, actual director del centro de nanomateriales avanzados creado por la NASA y por la Universidad de Puerto Rico. «Nuestro objetivo final ha sido el diseño de un catalizador mucho más eficiente con la idea de implantarlo en vuelos y estaciones espaciales que permita el tratamiento de residuos líquidos humanos para recuperación de agua y obtención de energía» señalan.

«Evidentemente es una oportunidad única y de gran prestigio profesional probar en la NASA los catalizadores diseñados y desarrollados en la UA. Además, a nivel personal, la experiencia que viviremos será única y enriquecedora», apuntan los expertos en electroquímica. La fecha prevista para la realización de los experimentos en el Johnson Space Center de la NASA es desde el 12 hasta el 22 de noviembre del 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine