Música

Diez canciones que no creerás que tienen 30 años

La década de los 80 dejó auténticos hitos de la música como 'We are the World' o ´Material Girl'

08.09.2015 | 08:14

Después de degustar diez clásicos de 1965 y de adentrarnos en aquel año 1975 plagado de himnos de la buena época del rock, el viaje prosigue hasta 1985, en pleno punto de inflexión de los ochenta, esa década aparentemente tan cercana pero a estas alturas ya también dramáticamente lejana.

En los sesenta disfrutamos con composiciones de los Beatles, los Rolling Stones, The Who, Bob Dylan o Beach Boys, en un momento en el que el pop se hacía mayor. Avanzamos después diez años para sentir el poder de Led Zeppelin, Bruce Springsteen, Kiss, The Eagles o incluso aquel Camilo Sesto avasallador convertido en Jesucristo Superstar.

Lo que nos encontramos en 1985 es una mezcla de todo eso, convenientemente evolucionada hacia sonidos que marcaron una época con los omnipresentes teclados y el abuso inmisericorde de los sintetizadores para envolver cualquier tipo de melodía.

El hair metal de los rockeros de melenas cardadas estaba a punto de explotar pero todavía no era su momento, pues el público seguía encandilado con los artistas del pop rock de estadio, en una época en la que los discos, parece mentira, se despachaban como rosquillas y la maquinaria funcionaba gloriosamente suave y eficaz.

WE ARE THE WORLD

Canción escrita por Michael Jackson y Lionel Richie en 1985, producida por Quincy Jones y grabada por un gran grupo de músicos famosos formado especialmente para la ocasión que se denominó USA for Africa (United Support of Artists for Africa). La grabación de la canción se realizó el 28 de enero de 1985 y fue publicada el 7 de marzo del mismo año por el sello Columbia Records. Los beneficios obtenidos fueron donados a una campaña humanitaria para intentar acabar con la hambruna en Etiopía.

DIRE STRAITS: MONEY FOR NOTHING

El quinto disco de Mark Knopfler y compañía, Brothers in arms, fue un pelotazo morrocotudo, liderando las listas de éxitos de medio mundo con singles ahora absolutamente clásicos como la canción titular, So far away, Walk of life y Money for nothing. Una concatenación de singles imparable en la cada vez más asentada MTV propició el brutal estallido de su éxito.

MADONNA: MATERIAL GIRL

Segundo single del segundo disco de Madonna, Like a Virgin. Sin duda, el trabajo que la encumbró como icono de los ochenta y como mito de la música pop de las últimas décadas. Material girl llegó al segundo puesto de la lista Billboard Hot 100 en los Estados Unidos y se convirtió en su tercer sencillo en el top 5 de allí. Además, alcanzó el top 5 en Australia, Bélgica, Canadá, Irlanda, Japón y el Reino Unido.

SIMPLE MINDS: DON'T YOU FORGET ABOUT ME

El mayor éxito comercial de Simple Minds nunca se incluyó en un álbum de estudio oficial del grupo escocés, pues se editó originalmente como canción principal de la película The breakfast club (El club de los cinco). Fue compuesta por Keith Forsey y Steve Schiff y el single vendió 6,5 millones de copias, por lo que aparece en la lista de los 100 más vendidos de la historia.

TINA TURNER: WE DON'T NEED ANOTHER HERO

Las piernas y la melena leonina de Tina Turner triunfaron en la década de los ochenta con fogoso poderío físico y vocal. We don't need another hero es un tema antibelicista compuesto por Graham Lyle y Terry Britten, candidato al Grammy y al Globo de Oro como parte de la película de 1985 Mad Max beyond thunderdome.

STEVIE WONDER: PART TIME LOVER

Un Stevie Wonder en estado de gracia facturó uno de los grandes éxitos del verano de 1985. Se trata de una canción cuyo sonido homenajea a los clásicos de la Motown y que cuenta con la colaboración en los coros de Luther Vandross. Un número 1 bien vigoroso y bailón.

A-HA: TAKE ON ME

Para los acturales treinteañeros, este videoclip animado (con lápiz y papel, como quien dice) fue toda una revelación por la fusión entre fantasía y realidad a golpe de sintetizador. La melodía es tan irresistible que se aupó hasta el primer puesto de las listas de la posición número uno en las listas de Estados Unidos, Noruega y otros doce países. Fue número dos en el Reino Unido, Irlanda y Japón.

DURAN DURAN: A VIEW TO KILL

La última composición de Duran Duran hasta su resurrección en 2001 fue para la película de 1985 James Bond titulada A view to kill (Panorama para matar). Fue nominada para los Globos de Oro y lideró las listas de sencillos de Estados Unidos (en Reino Unido se quedó en el segundo puesto).

ALASKA Y DINARAMA: NI TU NI NADIE

Vale, el disco Deseo carnal vio la luz en el otoño de 1984, pero su éxito fue tan longevo en España que sus canciones sonaron hasta la saciedad en el año siguiente. Estamos hablando de Cómo pudiste hacerme esto a mí, Un hombre de verdad y Ni tú ni nadie, clásicos indiscutibles del pop español.

MECANO: HAWAII-BOMBAY

Sucede lo mismo con Ya viene el sol, tercer disco de Mecano, editado también a finales de 1984. En este caso, sus singles tuvieron gran pegada gracias al directo editado por el trío ya sí en 1985, grabado en la gira de presentación correspondiente, con gran protagonismo de temas como Japón, Aire y Hawaii-Bombay.

THE CURE: CLOSE TO ME

Aunque ya hemos superado la decena, a modo de bis recordamos uno de los primeros grandes éxitos de The Cure, este Close to me perteneciente a su sexto disco, The head on the door. Una melodía aparentemente inofensiva lleva las riendas de una canción falsamente alegre de arreglos tan hipnóticos como inquietantes. El videoclip es puro (y asfixiante) Robert Smith.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine