Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante

    Renting para particulares, ¿es rentable esta fórmula?

    Como todo en esta vida, saber si un renting para particulares es rentable o no es importante ver cada caso, ya que para lo que una persona puede ser interesante, para otra puede que no lo sea. Es por ello, por lo que a continuación vamos a ver una serie de pros y contras, con el objetivo de ayudarte a ver si este sistema de compra de coches te interesa o no.

    Antes de entrar en materia, queremos decirte que si estás valorando esta opción, es porque sabes del mercado del coche y por ello has salido de las acciones habituales de comprar un coche nuevo o un coche de segunda mano. Y es que gracias a este sistema, como bien sabrás, podrás estrenar coche nuevo cada pocos años. Eso sí, como veremos a continuación, a todo el mundo no le interesa este sistema.

    Renting para particulares, ¿es rentable esta fórmula?

    Ventajas de comprar un coche particular con el sistema de renting

    Para comenzar, una de las ventajas de este sistema, es que podrás disponer de un profesional para ti solo, el cual te ayudará a elegir el coche que más se adapta a tus necesidades. Esto te evitará tener que ir concesionario por concesionario viendo y buscando la mejor opción. Y es que la empresa a través de la cual contrates el renting, te ayudará a conseguir el coche que más te interese. Para ello, te invitamos a visitar este portal especializado en renting para particulares, donde podrás ver una gran cantidad de coches entre los que elegir según tus gustos y necesidades.

    Otra de las ventajas del renting, es que podrás disfrutar de coche nuevo cada cierto tiempo. Esto quiere decir que por ejemplo si firmas un contrato de 60 meses, pasado este tiempo podrás cambiar de coche, lo que quiere decir que destacarás por poder disfrutar de coche nuevo cada pocos años.

    Además, los vehículos que se comercializan a través de este sistema, cuentan con buena tecnología y buena seguridad. Esto te permitirá ir siempre lo más seguro posible, debido a que si vas a comprar un coche para ti, lo más seguro es que no contrates todos los extras con tal de conseguir ahorrar dinero. Es por ello, por lo que no podrás disfrutar de tanta seguridad.

    A esto tenemos que sumar que la empresa que te ha ofrecido el coche se encargará de todo, para que tu solo tengas que pensar en disfrutar de tu coche. Esto quiere decir que la empresa se encargará de realizar cualquier arreglo para el coche, se encargará de las revisiones del vehículo, del cambio de ruedas, del seguro… es decir que tu solo tendrás que preocuparte por disfrutar de la vida (fuente: caixabank).

    Por todo ello, puedes estar seguro de que gracias al renting, siempre podrás disfrutar de los mejores modelos de coche, por lo que este sistema poco a poco se está introduciendo con fuerza en nuestro país.

    Desventajas del sistema renting

    La principal desventaja que vemos a este sistema es que realmente el coche nunca será tuyo. Esto quiere decir que durante la validez del contrato, tú disfrutarás del vehículo, pero en realidad el coche no es tuyo. De esta manera, tienes que saber que una vez que finalice el contrato, recordando que el mismo puede durar por ejemplo 48 o 60 meses, si quieres disfrutar del coche, tendrás que volver a negociar con la empresa.

    Si quieres seguir con el vehículo, lo más seguro es que puedas ampliar el contrato a cambio de un precio más barato o puedes negociar con la empresa para comprarlo, aunque nadie te asegura un precio de venta hasta dicho momento, como nos dicen en este artículo de Autopista.es.

    Por otra parte, también hay que decir que el sistema de renting hace que tengas que pagar una cuota mensual por disfrutar del vehículo. Esta cuota dependerá del coche y de los extras.

    ¿Cuándo interesa el renting?

    Este sistema interesa si eres de las personas que les gusta estar siempre a la última y quiere olvidarse del mantenimiento del vehículo.

    Pero si quieres tener un coche en propiedad y pagarlo de golpe o financiarlo, entonces lo mejor que puedes hacer es apostar por el sistema tradicional. Es decir, que en este caso te recomendamos comprar tu propio coche, ya sea nuevo o de segunda mano. Eso sí, en este caso tu tendrás que hacer frente a las averías, al mantenimiento y al seguro entre otras cosas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook