Blog 
Pégame un viaje
RSS - Blog de Pablo González Torres

El autor

Blog Pégame un viaje - Pablo González Torres

Pablo González Torres

Estudio periodismo y me llaman Pablo. Un pequeño escáner: viajar, escribir y no estar quieto

Sobre este blog de Sociedad

Experiencias, viajes, entrevistas y nuevas historias cada semana. Si os apetece ver las aventuras que voy teniendo por aquí y viajar un poco conmigo, ¡éste es vuestro sitio!


Archivo

  • 02
    Diciembre
    2016
    SOCIEDAD
    Alicante
    Sicilia
    Scicli

    ¿Recorrer una isla para encontrar a dos alemanas?

    Cuando Elena tenía que dejar la casa en Italia para volverse a España, puso un mensaje en un grupo de Facebook para empezar a hacer un casting. Dos alemanas le contestaron que estaban interesadas, y yo, pese a que a Elena le parecían unas chicas de lujo, tengo que reconocer que no tenía nada claro que tuvieran cara de Erasmus. Pero al final acabamos diciendo que sí.

    Hoy empezamos en el aeropuerto de Catania, donde tengo la mala suerte de verme perdiendo la maleta. Una maleta que había salido del norte de Italia para llegar a Roma, despué...


  • Caltanissetta, una sicilia sin mar.

    Esta mañana Ainoa ha enviado un mensaje a mi cuenta de Instagram: “Hola, soy una seguidora encantada con el vídeo de hoy…”, arrancaba.  “Una pasada que hayas estado en la estatua de Falcone e Borsellino. Si quieres saber un poco más de la historia puedes verte la peli Era d’estate”.

    Yo, y me encanta, estoy acostumbrado a responder a viajeros que me preguntan tips sobre los destinos que saben que he visitado. Así que un mensaje como el de la mañana de hoy, seguido de una invitación a Heidelberg, hace qu...


  • Cefalú, un mini Benidorm en Sicilia

    Cuando cerca de la costa los aparcamientos se esconden, ya te vas haciendo a la idea de que colocar la toalla no va a ser tarea fácil. Y eso pasa en Cefalú.

    Hace más de dos años conocí a Marco en Malta. Era verano y los dos habíamos ido a mejorar nuestro inglés, aunque mejorar el inglés en una Malta veraniega pueda sonar a excusa. Él y Giovanni, el amigo con el que había venido, eran de Sicilia. Y después de un mes juntos por las calas de la isla y de expedición nocturna por callejuelas de Paceville, e...


  • Recogiendo el premio al mejor blog joven de Alicante

    Dijeron primero el nombre del tercero, y nada; luego el del segundo, y tampoco. En ese momento de pausa, con el todo o nada en mente, yo seguía simulando tranquilidad desde el asiento del patio de butacas.

    Hace unas semanas me llamaron de la Diputación de Alicante para decirme que Pégame un viaje estaba entre uno de los seis blogs que optaban al Premio al mejor blog joven de la provincia. La alegría fue bastante, pero claro… solo había tres premios.

    Llegó el día de la gala y por ahí estaba yo: en Ibi, con mi familia ...


  • Qué banal suena un banco con wifi

    Por la mañana abrí la cremallera de la tienda de campaña y creí estar en una de esas casas que parecen haberse olvidado de la ley de costas en el Cabo de las Huertas. Era una orilla de una playa cercana a San Lorenzo, en Gijón. Y aunque con techo sintético, aquello resultaba un lujo más grande que poseer una casa en Isla Palmera. O bueno, quizás hubiera sido del todo así si el motivo de abrir la cremallera no hubiera tenido nada que ver con la flatulencia de un buen amigo.

    Oviedo de noche se había quedado bonita, pe...


  • Un año de Pégame un viaje

    Mi año empezaba con la contraoferta de mi abuela pidiendo un cambio de destino: “Nene, ¿por qué te vas a Italia teniendo Albacete y Murcia tan cerca? A mí que te vayas tan lejos no me gusta…”, me decía. Pero pese a que la experiencia es la mejor fábrica de consejos, esta vez no tocaba hacer caso.

    Septiembre es el mes en el que Pégame un viaje cumple un año, un año contando cada semana en vídeo todas las aventuras e historias que han marcado mi paso por los distintos sitios que he tenido la suerte ...


  • Buscando la ola por la costa asturiana

    Cholo daba palmadas y no precisamente para acompañar a su pedido musical. Sonaba el cajón flamenco, la armónica y la guitarra con cinco cuerdas, y a él se le disparaba la energía: “¿Cuantas flexiones con palmada creéis que soy capaz de hacer con setenta años?”

    Abandonamos la costa de Ferrol después de una mañana en busca de una ola que no conseguía levantar. Racha rota y traslado de campamento a tierras asturianas. Allí, Carlos y Pelayo, dos amiguetes del Erasmus, esperaban para adentrarnos...


  • 16
    Septiembre
    2016
    SOCIEDAD
    Alicante
    Olas Ferrol

    A por olas al norte

    Cholo nos daba los buenos días con una retahíla de historietas y acertijos mientras la dueña del camping trataba de seducirnos con su entorno. La niebla no dejaba ver la playa, pero el viento se empeñaba en traer el sonido de alguna que otra rompiente. Un día más todos a por olas. Aunque teniendo en cuenta la escasez de este bien por el mediterráneo, pocas son las ganas de quedarse fuera con la cámara.

    No teníamos muy claro el destino, pero en última instancia nos decidimos por Galicia. Conforme íbamos llegan...


  • 12
    Septiembre
    2016

    SOCIEDAD
    Alicante

    La historia de Siyar, refugiado sirio

    A Siyar le conocí el primer día que llegué al campo. El se reía después de que todos, compinchados, me gastaran una broma de fuerte impacto para darme la bienvenida. Un apretón de manos, una presentación rápida y a compartir el tiempo.

    Habla cinco idiomas, tiene la energía de ser joven y una disciplina de trabajo fenomenal. Le gustaría una frontera abierta para entrar en Alemania porque por allí tiene amigos, pero asegura que no tiene preferencias. “Estoy solo, así que puedo empezar mi vida de nu...


  • La historia de Radwan, refugiado sirio

    A Radwan le ha tocado ser valiente a la fuerza. Tiene veintiún años y hace unos meses estuvo viviendo en Turquía, donde su vida consistía en trabajar y trabajar. Antes de esa etapa abandonó Siria, pero no porque le apeteciese hacerlo. 'Un día cayeron bombas en mi casa y mi padre y mi madre murieron', cuenta blindado a cualquier lágrima.

    Durante mi estancia se convirtió en un amigo. Por las mañanas venía y apenas se separaba hasta que a medianoche teníamos que irnos a dormir. A veces ni eso, pues dos noches, d...