Blog 
Pégame un viaje
RSS - Blog de Pablo González Torres

El autor

Blog Pégame un viaje - Pablo González Torres

Pablo González Torres

Soy periodista y me llaman Pablo. Un pequeño escáner: viajar, escribir y no estar quieto

Sobre este blog de Sociedad

Si te gusta viajar, conocer historias y vivir aventuras, ¡éste es tu sitio!


Archivo

  • Pisamos escenario en el Festival de Longboard de Salinas

    Vuelvo de este viaje con una cosa muy clara y otra no tanto, supongo que compartiréis mi opinión al ver el vídeo. Por un lado tengo la seguridad de haber pasado unos días estupendos en Salinas, pero por otro me acompaña la duda de saber si van a dejar volver entrar a Oliver a su país. ¿Londres o Asturias?, le pregunté. "Asturias, Pablo. Esto está muy guapo".

    Pelayo tenía algún contacto por el Salinas Internacional Longboard Festival, por donde hemos pasado unos días, así que pudimos ver alg&uacu...


  • Me abandonan en el aeropuerto de Asturias

    No sería este Pelayo quien comenzara una reconquista. Más bien, lejos de frenar una expansión, habría invitado a todo invasor a campar a sus anchas mientras desde el colchón, y con los ojos bien cerrados, sufriría los estragos de una mañana de las que le preceden una larga noche.

    Volé hasta Asturias para pasar unos días con dos de los más grandes que conocí en Italia hace ahora un año y medio: Carlos y Pelayo, dos amigos de los que para poder escribir de ellos hace falta el tecla de las mayú...


  • 18
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Alicante

    "Vais a morir todos"

    "Vais a morir todos" - Blog Pégame un viaje

    En mi vecindario vivíamos alrededor de trescientas personas; era un edificio muy grande construído en los ochenta. En el 5° derecha vivía un hombre sin modales y con actitu...


  • Una isla en la isla de Mallorca

    Por receta médica, volvemos a la carga con los viajes. Y esta vez toca destino nacional: nos vamos a Mallorca, cerca de casa y con unas calas que vuelven loco hasta al menos aficionado al mar.

    En la isla me espera Julia, una alicantina que hace poco más de un mes, justo al acabar la carrera de podología, recibió esa noticia que tanto cuesta hacer llegar hoy en día. Le ofrecían un puesto de trabajo y no se lo pensó ni medio segundo. Ahora su día a día huele un poco más a pie y el rubio de su pelo ha ganado más...


  • El hombre de los pañuelos

    Si eres de Alicante, sabes quién es Julián, aunque quizás no te baste con escuchar su nombre para identificarle. Sin embargo, si te digo 'Albufereta', 'pañuelos' y 'buenos días', seguro que ya sabes por dónde van los tiros.

    Desde hace casi treinta años, este hombre exprime al máximo el tiempo que da el parón de un semáforo en rojo en la Avenida Albufereta. Cuando los coches se frenan, él celebra el adiós al verde e inicia una ruta cíclica con una vitalidad poco común de un octogenario con...


  • Una ciudad de mujeres con un solo ojo

    Las mujeres no lo tienen nada fácil; en Gardaya, increíblemente menos. Esta wilaya de Argelia, un espacio equivalente aquí al de una comunidad autónoma, pasea por sus calles, entre marrones desérticos y estrechos laberintos, una vestimenta blanca que esconde en su sombra la libertad de las que no son varones.

    Es en 1082 cuando se levanta esta ciudad en pleno desierto del Sahara. Desde entonces, la palma es el material más recurrido y el agua el más preciado. Vemos, en el vídeo y muy de cerca, las herramientas que alberga la arena...


  • Solos en el Sahara

    Relajado y siempre con un cigarro en la boca, Brahim, un bereber intrépido, se lo encontraba hecho para montar el tenderete donde hiciera falta para dar calor a su gran aliado: el té. Llevábamos durmiendo en el desierto varios días, pero esta vez nos íbamos a mover a unas dunas totalmente desoladas, conocidas como la palma de la mano por este miembro de la tribu de los mozabites.

    Una hora en coche por el norte del desierto del Sahara para conseguir llegar a nuestro destino. De camino, una parada en una gasolinera que llenó nuestro depós...


  • Entramos en El Ateuf con permiso de "su dueño"

    Entramos en El Ateuf con permiso de

    Brahim armó de sabiduría su escopeta para llevarnos a El Ateuf, una de las cinco ciudades que componen la pentápolis del valle del M’zab, en el sur de Argelia, y que est&...


  • Un mozabite nos acoge en su casa

    Air Cuscus aterrizó en Ghardaia, donde un bereber del sur argelino nos esperaba con absoluta disposición para ayudarnos a rellenar el papeleo pertinente en el control de llegada.

    Estábamos en el valle del M’Zab con Abdou, un miembro de la tribu de los mozabites que habíamos conocido a través de internet y que nos estaba llevando a su casa, donde pasaríamos unos días. Él sería el encargado de enseñarnos la zona de la pentápolis y ofrecernos alojamiento. Todo gratis, sólo a cambio de compartir sus ...


  • Argel la blanca

    Unas chanclas con muchos ex aparecen sobre los pies de mi cama. Es la llamada de un baño de Argel para mi ducha matutina. No me queda otra, mis playeras se quedaron en Alicante. Calzo un riesgo de podólogo y me meto bajo el agua fría.

    Eva espera en otra habitación. No ha funcionado inventarnos que somos pareja para dormir juntos y ahorrarnos una habitación: el recepcionista nos ha pedido el libro de familia para comprobarlo y nuestra coartada ha muerto al instante. Hubiera sido más productivo decir que era mi madre.

    Subimos en telef&eacu...