Blog 
Los días laborables
RSS - Blog de Luis Mira Aznar

Sobre este blog de Sociedad

Un breve y desafinado canto a la vida.


Archivo

  • 17
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Qué haces?

    David Foster Wallace consumió, entre otras cosas, mucha televisión. Cuando el periodista David Lipsky en "The End of the Tour" le pregunta por qué no tiene televisor en casa Wallace confiesa que no escribiría si tuviese.

    — Es así de fácil. Lo mejor que sé hacer, aquello para lo que creo estar destinado, queda relegado a un segundo plano cuando enciendo el televisor.

    Antes de finalizar la conversación Wallace hace una última y brillante confesión; internet y la realidad virtual hará que pronto prefiramos masturbarnos a salir ahí fuera a conocer a alguna chica con la que hacer el amor. La tecnología puede hacernos estúpidos. 

    Hace no mucho tiempo, en un intento de acercarme a la tecnología volví a la red social de los platos combinados. Instagram ha cambiado mucho desde que Facebook puso las normas. Estaba yo en esas, arreglándome con los nuevos cambios, cuando observe con sorpresa como habían incluido allí un apartadito llamado “historia”.

    Las historias están sustituyendo esa tradición que era llegar a casa y contarle a tu pareja o a tu madre como te había ido el día. Ahora no. Ahora al llegar a casa ya lo sabéis todo.

    El caso es que en este apartadito pinché en la historia de una antigua compañera de clase. Y de allí, curioso como un gato, salté a su perfil para descubrir otro carro de novedades. Al parecer, ahora podían enviarse mensajes privados y tonto de mi pinché para ver como Zuckerberg había adecentado aquello. Craso error. Maravillado con el tema y olvidando que me encontraba en el perfil de esta chica pinché en un corazón que yo intuí, debía ser otro apartado donde encontrar cientos de nuevos emoticonos.

    Y ahí fue el corazón enviado.

    Antes de que tratara siquiera de entender que había sucedido allí el corazón ya había sido visto. Y cuando mis dedos quisieron enviar un mensaje de disculpa ya tenía un mensaje que decía, ¿qué haces..?

    El uso indebido de la tecnología tiene estas cosas. Y es a esto a lo que debía referirse Wallace con la televisión. Con la estupidez. Con la tecnología.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook