Blog 
La vida de...
RSS - Blog de roesgar

El autor

Blog La vida de... - roesgar

roesgar

Soy estudiante de Derecho en la Universidad de Valencia. Hago este blog porque me gustaría dar mi punto de vista sobre temas que afectan a nuestra sociedad.

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es una vía para expresar mi opinión respecto de temas controvertidos y que me llaman la atención.


Archivo

  • 21
    Marzo
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE

    Debido a los sucesos acontecidos en este último año, la prisión permanente revisable está en boca de todos. La muerte de Diana Quer y el pequeño Gabriel ha alarmado a nuestra sociedad y hace que todos juzguemos y opinemos, lo cual está bien (siempre que se haga con respeto y fundamento).

    Me gustaría explicar de una forma breve lo que es y cuando se aplica. La prisión permanente revisable es la condena recogida en el art. 140 de nuestro código penal para el asesinato agravado. Para que se dé se han de dar alguna de las siguientes circunstancias:

    1.Que la victima sea menor de dieciséis años, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad.

    2.Que el hecho fuera subsiguiente a un delito contra la libertad sexual que el autor hubiera cometido sobre la víctima.

    3.Que el delito se hubiera cometido por quien perteneciere a un grupo u organización criminal.

    Esta condena permanente está sujeta a una revisión. La duración depende de la cantidad de delitos cometidos y de su naturaleza. Tras el cumplimiento íntegro de una parte relevante de la condena, el penado puede obtener la libertad condicional con el cumplimiento de ciertas exigencias.

    Con estos datos ya nos podemos hacer una idea de lo que es y cómo funciona.

    Según La Razón, el Pleno del Congreso ha aprobado una proposición no de ley del PNV que emplaza al Gobierno a derogar la prisión permanente revisable. La proposición, considera "irresponsable" la reforma impulsada por el Gobierno que, a su juicio, no hace más que "encubrir la pena de prisión de por vida o prisión perpetua", vulnerando así el principio de legalidad y el mandato de resocialización.

    Bajo mi punto de vista, la prisión no va en contra de la resocialización de los presos, de hecho, se contempla su revisión de forma expresa en el código penal. Pienso que la prisión no tiene que ir solo encaminada a reinsertar a las personas, también tiene que servir como escarmiento. Una persona puede estar rehabilitada/reinsertada muy pronto pero no se puede cometer un delito grave y salir a los “dos días”. Esta pena aprecia la revisión de la condena con un cumplimiento mínimo de la misma, es decir, cumple el requisito de la reinserción y la de la pena como castigo (a mi parecer necesario).

    Muchos de los delincuentes son enfermos, todos estamos de acuerdo en que aquél que mata no está muy bien de la cabeza. Por eso, creo en que todos tienen derecho a curarse, reinsertarse en la sociedad, poder volver o formar una familia… Veo necesaria la prisión permanente revisable porque hay muchos presos que no están rehabilitados pero como han cumplido su deuda con la justicia salen a la calle y vuelve cometer los mismos delitos, sobre todo cuando son delitos de carácter sexual.

    La proposición no de ley, añade que “atenta contra la dignidad de los seres humanos y contra la prohibición de penas inhumanas y tratos crueles y degradantes”. Estoy totalmente desacuerdo con esta afirmación, la prisión permanente revisable la considero como una condena más, ya que cumple las mismas las garantías. Aquí depende de la interpretación que se le dé a la Constitución pero considero que no atenta contra la dignidad, es una pena de privación de libertad como las demás.

    En suma, la prisión permanente revisable es necesaria en nuestra sociedad y más cuando hay monstruos sueltos que cometen delitos tan graves. Lo ideal sería que existiera y que no se llegara a utilizar, pero, por desgracia, existen personas crueles y despiadadas que no merecen estar en nuestras calles.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook