Blog 
La captura de Cerbero
RSS - Blog de Juan Carlos Delrieu

El autor

Blog La captura de Cerbero - Juan Carlos Delrieu

Juan Carlos Delrieu

Alicantino, economista, con capacidad más analítica que intuitiva, una educada visión estratégica del mundo que nos rodea, aficionado al fútbol y, pese a todo, irracionalmente apasionado del Hércules!

Sobre este blog de Deportes

La más difícil tarea de Hércules era capturar a Cerbero en las puertas del Infierno. Se tuvo que sumergir en el inframundo, cruzándose con almas oscuras y mentes inaccesibles. No pudieron con él.


Archivo

  • 04
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante Deportes

    Oportunidades

    La vida se enriquece con oportunidades. La falta de opciones coarta la libertad. Por eso, una gran parte de la población, al menos en países desarrollados, se empeña en prepararse para poder decidir.  Decidir sobre cualquier tema: con quién me caso, dónde trabajo, donde me voy de vacaciones, etc. Cuántas más opciones nos ofrezca la vida, más sensación de libertad sentiremos y más fructíferos serán los resultados, aunque todo ello, no garantice que, temporalmente, nos podamos desviar, ni tampoco garantice que siempre vayamos a tomar la decisión correcta. Eso es el libre albedrío. Ahora bien, de lo que no cabe duda, es que, sin opciones, nuestras vidas serían monótonas, aburridas, carentes de sentido.

    Pues bien, en el futbol pasa lo mismo. Se puede ganar o perder, pues a la postre, la suerte y/o los fallos, muy por encima de la calidad de un equipo, explican más del 70% de los resultados, sobre todo, en una categoría tan igualada como la Segunda B. Lo que no se puede perdonar es carecer de oportunidades y sentirse satisfecho. Y el Hércules, este año, carece de espíritu, está condenado al ostracismo por la falta de oportunidades.

    Si un equipo no genera opciones de gol, está condenado al empate o, con algo de mala suerte (es decir, algún fallo imprevisto por algún jugador), a la derrota. Disfrutar de múltiples opciones tampoco garantiza un resultado feliz, pero, al menos, se sale del campo con la sensación de haberlo intentado, sobre todo, en un equipo como el Hércules que, históricamente, necesita algo más de once oportunidades para marcar un gol.

    Aunque parezca difícil de creer, la estadística siempre ofrece información de interés. Por eso, de manera sistemática, año tras año, equipos como el Real Madrid o el Barcelona necesitan disfrutar de unas siete ocasiones en cada partido, en promedio, para marcar un gol. En el caso del Atlético de Madrid, el numero tiende a acercarse a nueve y, en el Hércules, se necesitan más de once oportunidades de gol, más de once disparos a puerta, para lograr que el balón entre en portería. Es posible que estos números, en alguna temporada, sufran alguna desviación, como es el caso del Real Madrid este año, que por muchas oportunidades que genera, a sus delanteros les cuesta marcar un gol. O como el Hércules, que nunca en estas últimas cuatro temporadas ha generado menos ocasiones de gol y, sin embargo, ha conseguido 26 goles a favor.

    Se especula con que el equipo de este año se parece mucho al de la temporada anterior y, si bien es cierto en cuanto a sensaciones, a estilo de juego y al comportamiento de la directiva, al no querer reforzar con determinación, en el mercado de invierno, las lagunas de un diseño defectuoso, lo que es cierto es que en resultados el equipo de este año se parece más al de la primera temporada tras el descenso. Una conclusión que invita al optimismo puesto que en aquella temporada el equipo consiguió clasificarse, in extremis, para jugar la promoción de ascenso. Ahí van los datos que avalan esta tesis:

     

    JORNADA 24

    Partidos

    Ganados

    Partidos

    Empatados

    Partidos

    Perdidos

    Goles Favor

    Goles en Contra

    Puntos

     Clasific.

    2014/15

    10

    8

    6

    25

    17

    38

    2015/16

    10

    10

    4

    28

    20

    40

    2016/17

    12

    3

    9

    31

    22

    39

    2017/18

    7

    12

    5

    26

    22

    33

      

    Estas estadísticas se complementan con la siguiente información (en todos los años tomando la jornada 24 como punto de referencia):

    • En la temporada 2014/15, el Hércules estaba situado en puestos de promoción, con 7 equipos en su entorno (a menos de seis puntos) y a 12 puntos de los puestos de descenso.
    • En la temporada 2015/16, el Hércules estaba situado en puestos de promoción, con 3 equipos en su entorno y a 16 puntos de los puestos de descenso.
    • En la temporada 2016/17, el Hércules estaba situado en 5º lugar, a 2 puntos de los puestos de promoción, con 2 equipos en su entorno y a 14 puntos de los puestos de descenso.
    • En la temporada actual, 2017/18, el Hércules está situado en 9ª posición, a 4 puntos de los puestos de promoción, con 10 equipos en su entorno y solo a 8 puntos de los puestos de descenso.

     

    Las conclusiones son evidentes y no reflejan un panorama halagüeño: 

    1. Este año se ha diseñado un equipo que, con independencia de su calidad, tiende a buscar el empate y si no ha conseguido alguno más de los que están en la tabla es porque los fallos y los riesgos en los que se incurre con este estilo de juego, nos ha hecho perder varios partidos en los últimos minutos.
    2. A pesar de haber diseñado un equipo para controlar los partidos (solo se tenía que ver la inflación de centrocampistas de corte defensivo con los que el Hércules comenzó la temporada), es la temporada que más goles hemos recibido desde que se descendió en 2014.
    3. La capacidad ofensiva del equipo es la más precaria, no solo por generar pocas oportunidades de gol, sino porque estamos lejos de los goles marcados en temporadas anteriores y porque los equipos que están en la zona de promoción de nuestro grupo, en promedio, han marcado 9 goles más que el Hércules.
    4. En consecuencia, este año tenemos al equipo más débil en defensa de los últimos años, y el que menos capacidad goleadora ha demostrado hasta ahora (en parte por la ausencia de oportunidades), lo que explica que hayamos conseguido el menor número de victorias y, por tanto, de puntos, desde que se descendió.

     

    Todavía tenemos fe, el equipo no parece descompuesto y, como en la temporada 2014/15, es posible que todavía pueda entrar en puestos de promoción, por lo que tendemos, con ilusión, a mirar hacia arriba, pero seria ingenuo que, por evitar la infelicidad, escondiéramos el hecho de que el Hércules, este año, es un equipo más parecido al promedio de la categoría y que, por tanto, será difícil que se distancie de ellos.

    Hay tiempo, debemos creer en la suerte y confiar en un revulsivo, pero ni las sensaciones, ni los números, ni el entorno competitivo ni la gestión directiva, invitan al optimismo y, en estas circunstancias, tampoco es previsible que la afición se vuelque, en este momento, con el equipo.

    A pesar de todo, … ¡Macho Hércules!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook