Blog 
Juego de series
RSS - Blog de José Antonio Martínez Perallón

El autor

Blog Juego de series - José Antonio Martínez Perallón

José Antonio Martínez Perallón

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Tweets by jam1970_

Archivo

  • 02
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante TV

    Luke Cage, el superhéroe del gueto

    Luke Cage, el superhéroe del gueto¿Conocen a Nicolas Cage, verdad? Sí, ése, el actor. ¿Saben que ése no es su auténtico apellido? Su verdadero nombre es Nicolas Kim Copola. Basta profundizar en la afición de Cage por los superhéroes para imaginarse de dónde viene su apellido artístico. ¿Sabían que llamó a su hijo Kal El, igual que el nombre kriptoniano de Superman? Hoy en el blog no vamos a hablar de Superman, sino del otro superhéroe, al que el actor tomó prestado el apellido: Luke Cage. 

    Tras Daredevil y Jessica Jones, Netflix ha estrenado este viernes la primera temporada completa de Luke Cage, la tercera de las series de la plataforma de pago dedicada a llevar a la pequeña pantalla a los superhéroes de la Marvel. Aunque no supera a las otras dos, se mantiene fiel en el intento de dar un enfoque adulto y realista a los argumentos de los cómics. Si las dos primeras tenían como escenario la Cocina del Infierno, la acción aquí se traslada a las calles de Harlem. Sería acertado definir la serie como de género negro, porque pocos personajes blancos se ven en ella. A lo sumo algún latino y algún que otro policía corrupto o de gatillo fácil. El resto del reparto es fundamentalmente de color. Así que no, Nicolas Cage no tiene ningún cameo en la serie. El tema racial está muy presente  y hubiera sido interesante ver qué hubieran hecho con ella directores como Spike Lee o John Singleton. La banda sonora está llena de funk, soul, hip hop y sintonías que parecen sacadas de alguna secuencia de Shaft en los años 70. El protagonista es Mike Colter, que encarna al superhéroe de color y a quien los seguidores de The Good Wife recordarán como el traficante Lemond Bishop.

    Luke Cage es un expresidiario que se sometió en prisión a un experimento como conejillo de indias que, accidentalmente, le acabó dotando de una fuerza sobrehumana y le hizo invulnerable. El personaje, después de haber debutado en Jessica Jones, regresa al gueto huyendo de su pasado, donde sólo aspira a tener una vida discreta y no meterse en líos. Las guerras de bandas y sus daños colaterales hacen que tenga que salir de su escondite y enfrentarse a los mafiosos de turno para defender a las familias humildes de los abusos de éstos. La pesadilla de todo matón es que llegue alguien al que no puede dañar. Sobre todo porque ellos lo basan todo en demostrar su poder e intimidar y aterrorizar a todo aquel que no se pliegue a sus deseos. Luke Cage es el protector del gueto y con él el imperio criminal de Harlem pierde su poder. Uno de esos héroes en los que soñaban los protagonistas de The Get Down. En esta escalada para quienes sólo entienden el lenguaje de la violencia, llega el momento en que las mafias están interesadas en la adquisición de armas que puedan hacer sangrar y matar a alguien invulnerable. 

    Luke Cage fue el primer superhéroe afroamericano de Marvel en tener su propia serie de cómic. Había otros enmascarados de color, pero éstos eran secundarios de otros títulos, como es el caso de Pantera Negra o el Halcón. En los 70, la editorial se lanzó a explorar nuevos personajes y tipos de historias y con Luke Cage se sumaba a la moda del cine blaxsploitation con actores afroamericanos como protagonistas. Pasado el impacto de los primeros números, el protector de Harlem resultó no tener suficiente tirón por sí solo como para aguantar una colección. Pronto unió sus fuerzas con otra de las nuevas creaciones de la editorial por aquellos años: Iron Fist, que trataba de explotar el filón del cine de artes marciales. Hecho que tiene su importancia, porque Iron Fist será la cuarta serie de Marvel de Netflix y su estreno está previsto para 2017. Luke Cage y Puño de Hierro (como así se llamó a personaje en España) formaron los llamados Héroes de Alquiler, a quienes se sumaron otros superhéroes de la editorial. La importancia de Luke Cage en el universo Marvel empezó a cambiar en el 2006, con motivo de la saga Civil War, donde el personaje se erigió como uno de los principales líderes con el Capitán América de la resistencia contra una iniciativa gubernamental que atentaba contra los derechos de los enmascarados. Luke Cage es hoy un destacado miembro de los Vengadores y está casado con Jessica Jones con quien tiene una hija. En un cómic ambientado en el futuro, se nos contó que esta niña llegaría a ser la sucesora del Capitán América.

    Pero que no se me asusten aquellos que no estén versados en el género porque la serie se puede seguir perfectamente sin saber nada de los personajes o no haber visto los otros títulos marvelitas de Netflix. En el episodio piloto, tienen que pasar ciinco minutos para que Cage levante con una sola mano una lavadora y enterarnos que es una serie de superhéroes. En varias escenas se ríen un poco de la apariencia y algunas situaciones de los primeros años del personaje en las viñetas, a pesar de que la serie es un homenaje a aquellos números de Cage en solitario, como héroe urbano y callejero. No dudan en llamar ridícula aquella camisa amarilla y esos brazaletes metálicos que llevaba en aquella época, así como también su primer nombre como superhéroe, Powerman. Paradójicamente, ésta es una de las series con más referencias al resto de títulos de la casa. Cada vez que se habla de "el incidente", se refieren a los hechos contados en la primera película de Los Vengadores de Joss Whedon. La actriz Rosario Dawson repite en esta serie su papel de Enfermera de Noche (que se dedica a curar a superhéroes heridos en sus peleas). No se limita a salir en un par de episodios, como en Daredevil y Jessica Jones, sino que es uno de los personajes principales del reparto. Todo apunta a que la veremos también en Iron Fist, ya que, al final del último episodio aparece cogiendo una publicidad de alguien que se anuncia como instructor de artes marciales. Todo un guiño a la próxima serie de la casa. También repite aquí el personaje de Turk, un malhechor salido de las páginas de Daredevil, a quien frecuentemente los tipos de las mallas suelen zurrar para sacarle información. El propio Luke Cage viene de Jessica Jones, donde ya nos mostró una tórrida escena de sexo entre superhéroes.

    Entre los secundarios destaca Misty Knight, una detective que frecuentemente colabora con Cage en sus enfrentamientos con el hampa y que aquí está interpretado por Simone Missick. En los cómics es investigadora privada y tiene una prótesis biónica fabricada por Industrias Stark, la empresa del alter ego de Iron Man, después de que ésta perdiera el brazo. Llega a insinuarse en la serie que vamos a ver ese momento, cuando en un episodio el personaje recibe un disparo, pero todo se queda en un guiño destinado a los aficionados. Mahersala Ali y Alfre Woodard son los encargados de interpretar a los malos de turno, Cottonmouth y Mariah Dillard. El primero dirige a las bandas del gueto y la segunda es su prima y goza de influencias en las altas esferas por su cargo de concejal. Erik LaRay encarna al enemigo en la sombra, Diamondblack, que luego resulta ser un personaje clave en el origen de Luke Cage. Los villanos no llegan al carisma de Vicent Donofrio como Kingpin en Daredevil; o al de David Tenant como Killgrave en Jessica Jones, pero cumplen. No es casual el uso que hacen los matones de nombres de serpientes venenosas para sus apodos. La Sociedad de la Serpiente es un grupo de asesinos que aparece en los cómics que bautiza a sus liqudadores con los nombres de los distintos tipos de reptiles. Una idea a la que Quentin Tarantino homenajeó en Kill Bill.

    La serie nos cuenta cómo la gente del gueto necesita héroes que les proteja tanto de las redes de extorsión, como de una policía corrupta que no dudara en dispararles sólo por el color de su piel. El final no es cerrado y deja abierta la posibilidad de continuar en un futuro, sentando las bases para nuevos argumentos. Nada es descartable, ya que la colaboración de Marvel y Netflix iba a terminar con la producción de The Defenders, la serie que uniría a los protagonistas de los cuatro títulos. Por lo pronto, el catálogo se ha ido ampliando y ya tendremos en un futuro tercera temporada de Daredevil, una segunda de Jessica Jones y una serie propia para The Punisher, En los próximos meses veremos si anuncian también la segunda temporada de Luke Cage.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook