Blog 
Hablemos de psicología
RSS - Blog de Jonatan Molina

El autor

Blog Hablemos de psicología - Jonatan Molina

Jonatan Molina

Jonatan Molina es psicólogo por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), licenciado con mención honorífica "Alumno 5 estrellas". Se especializó en psicología clínica infantil y actualmente combina su labor en la clínica con proyectos de investigación y formación a padres y centros educativos.

Sobre este blog de Salud

El blog de psicología de Jonatan Molina Torres


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Redes sociales
    Móvil
    niños
    Nuevas tecnologías
    padres

    6 recomendaciones sobre tus hijos y las nuevas tecnologías

    6 recomendaciones sobre tus hijos y las nuevas tecnologías

    “¿Qué edad es la recomendable para comprarle un móvil a mi hijo?” “¿Cuánto tiempo delante de una pantalla es el adecuado para un niño?””¿Debo tener la contraseña del móvil de mi hijo?”. Éstas son algunas de las preguntas que más inquietan a los padres hoy en día. Las nuevas tecnologías son un fenómeno tan moderno y que ha aparecido con tanta rapidez que muchos padres sienten que no poseen los conocimientos ni las herramientas suficientes sobre el tema. Si bien es cierto que no disponemos de una receta mágica, existen algunas cuestiones a tener en cuenta que van a facilitar que nuestro hijo tenga una relación mucho más sana con los dispositivos electrónicos, consiguiendo así prevenir dificultades en el futuro. ¿Estáis preparados? Ahí van algunos consejos prácticos que os ayudarán:

    ¿Cuál es la edad más adecuada para comprarle un móvil a mi hijo?

    La respuesta es: depende. Debemos tener en cuenta distintas cosas, como el nivel de madurez del niño y la utilidad que para él puede tener el teléfono. ¿Para jugar? Existen otras alternativas sobre las que podemos tener más control, como una tablet o una videoconsola. ¿Para comunicarse? Pensemos si es realmente una necesidad en estos momentos. Como norma general, se establecen los 12 años como la edad más adecuada para tener un móvil, coincidiendo con la etapa en la que el niño comienza a salir y a aumentar sus relaciones sociales con sus iguales. Por tanto, el móvil sirve tanto como herramienta de comunicación con sus amigos como de supervisión y control por parte de los padres. Sin embargo, sea a la edad que sea siempre deben establecerse normas. Algunas sugerencias que Úrsula Perona comenta en su blog son prohibir que lleve el móvil a clase, no disponer de él mientras se estudia o se hacen deberes y llevar un seguimiento del tiempo de uso y del consumo que realiza, respetando siempre la intimidad de tu hijo, tal y como expongo en este artículo.

    ¿Cuánto tiempo delante de una pantalla es el adecuado para un niño?

    Una de las cosas más importantes es el control del “tiempo de pantalla” que debe pasar un niño, que engloba actividades como ver la televisión, manejar la tablet o jugar con videojuegos. Tal y como indica el psicólogo Miguel Ángel Rizaldos, los niños menores de dos años no deben pasar ningún tiempo frente a una pantalla, mientras que los mayores de dos años deberían hacerlo como máximo entre 1 y 2 horas al día. La sobreexposición a la pantalla puede tener efectos negativos como un mayor riesgo de obesidad, problemas de sueño o dificultades para mantener la atención en las actividades escolares, al ser éstas más “aburridas” que las nuevas tecnologías. Modificar un hábito siempre es difícil, y en este caso seguro que te encontrarás con la oposición del niño. Sin embargo, puedes realizar pequeños cambios graduales como no conectar la televisión durante las comidas, retirar los dispositivos electrónicos de la habitación del niño o proponer actividades alternativas motivantes (juegos de mesa, manualidades, etc.). 

    6 recomendaciones sobre tus hijos y las nuevas tecnologías

    ¿Debo preocuparme si mi hijo pasa más tiempo del recomendado delante de la pantalla?

    Si tu hijo pasa más tiempo del recomendado, no te agobies, de hecho la mayoría de los niños pasan entre 5 y 7 horas al día. Pero es cierto que debes plantearte actuar al respecto, quizás incluso con la ayuda de un psicólogo que te asesore acerca de cómo cambiar el comportamiento de tu hijo para prevenir el impacto de este uso excesivo, ya que esto sí que debe preocuparte. Porque algunos estudios indican que una sobreexposición del niño a los dispositivos electrónicos puede tener importantes consecuencias negativas. Los niños que abusan de las nuevas tecnologías ven afectado su crecimiento cerebral, poseen mayores dificultades de aprendizaje y a nivel psicomotor, desarrollan más problemas en la infancia (depresión, ansiedad, trastornos del comportamiento, problemas de sueño, etc.), tienen un mayor riesgo de obesidad y, además, un mayor riesgo de desarrollar ciertas adicciones durante la adolescencia.

    ¿Está bien que tranquilice a mi hijo dejándole mi teléfono cuando tiene una rabieta?

    Cuando un niño es bebé, no es capaz de expresar cuando tiene hambre, sueño, cuando necesita que le cambien el pañal, etc. Por tanto, utiliza el lloro como expresión de su malestar, consiguiendo así que el papá o la mamá atiendan a su demanda. El crecimiento del niño lleva emparejado el aprendizaje de la gestión de emociones; gradualmente debe expresar con palabras aquello que le disgusta y contener emociones desadaptativas como la rabia, el enfado, etc. Esa gestión de emociones es indicador de un correcto desarrollo futuro, siendo estos niños menos agresivos, más tolerantes a la frustración y menos impulsivos. ¿Creéis que darle un móvil a un niño para que se calle cada vez que llora es una buena manera de fomentar su gestión emocional? Más bien al contrario: el niño aprende un patrón de “esquivar” el malestar y no afrontarlo, lo que seguro que va a traerle muchas dificultades en su relación con los demás. El problema seguirá allí una vez que el niño deje de usar el teléfono, pero habremos perdido una oportunidad maravillosa de enseñarle cómo solucionarlo.

    6 recomendaciones sobre tus hijos y las nuevas tecnologías

    ¿Son negativas las nuevas tecnologías en los niños?

    ¡Claro que no! En mis charlas sobre uso responsable de las nuevas tecnologías siempre cuento a los papás la misma historia: cuando Alfred Nobel (sí, el mismo de los premios Nobel) inventó la dinamita, su objetivo era el de crear un arma tan poderosa que sirviera para disuadir a cualquier país de atacar a otro por miedo a un contraataque con este arma. Sin embargo, la idea de Alfred Nobel pronto se desdibujó, constituyéndose la dinamita como una de las armas más decisivas en el desarrollo de la I Guerra Mundial. Con esto intento transmitir que las cosas no son buenas o malas por definición, sino que depende del uso que le demos. Las nuevas tecnologías van a ser un elemento crucial en nuestra sociedad y los niños deberán saber manejarlas correctamente para desarrollarse tanto a nivel personal como a nivel laboral. Sin embargo, para eso es necesario educar en su uso responsable ya que un niño no tiene la suficiente capacidad de autorregular su comportamiento.

    ¿Mi forma de utilizar las nuevas tecnologías influye en mis hijos?

    Los padres son el principal modelo de conducta para los niños, tanto para bien como para mal. El uso que tú des a tu teléfono móvil va a servir de aprendizaje a tu hijo acerca de cuál es la mejor manera de hacerlo. Algunos estudios han demostrado que la mayoría de los padres (un 40%) se quedan absortos en su teléfono durante las comidas, ignorando por completo a sus hijos; estos adultos fueron además más duros tanto física como verbalmente con sus hijos durante la comida. Servir de modelo también es importante para educar a nuestros hijos en el aburrimiento, es decir, facilitar momentos donde el cerebro no esté haciendo nada, ya que esto ha demostrado ser importante para mejorar la creatividad. Si ante el menor atisbo de aburrimiento los papás recurrimos a la pantalla del teléfono, los niños probablemente imitarán este patrón.

    La labor de educar es una de las más difíciles que existen. La gestión del uso de las nuevas tecnologías en los hijos es muy complicada, por eso muchos padres se sienten agobiados y confundidos sobre cómo actuar. Espero que este artículo os haya servido para despejar algunas de las dudas más frecuentes en padres. La clave, como habréis podido comprobar en las respuestas, es controlar el tiempo y el modo de uso y educar, pues es la única manera de que el niño aprenda lo que está bien y lo que está mal en lo que se refiere a las nuevas tecnologías. Antes de dejar a nuestros hijos salir solos a la calle, nos aseguramos de haberles enseñado el camino a la escuela, a cruzar por el paso de peatones, a mirar a ambos lados de la calle y a no hablar con desconocidos. De la misma manera, no hay que tenerle miedo a las nuevas tecnologías, siempre y cuando nos preocupemos de enseñarles a hacerlo de manera segura.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook