Blog 
En el Fondo
RSS - Blog de Mariano Miguel

El autor

Blog En el Fondo - Mariano Miguel

Mariano Miguel

Nadie me vio, no pueden demostrarlo, ya estaba así cuando llegué.

Sobre este blog de Deportes

No existe la verdad, lo que existen son distintas versiones.


Archivo

  • 13
    Abril
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante Deportes

    El modelo de Julio César

     

     

    Cuando Julio César cruzó el Rubicón para salvar la República sabía que solo un detalle marcaría la diferencia entre ser un traidor o un héroe. Un detallito tan nimio como ganar la guerra. Que con esas cosas te pones, te pones y nunca tienes muy claro por donde va a salir. Ya puedes entrenar o tener el mejor ejército del mundo y el más motivado que si no se tiene el día no se tiene y acabas palmando. Y encima te llamarán traidor. Anda que como para ver “El chiringuitum” en Tele Roma o escuchar algunas tertulias. Pero bueno, a César le salió bien y ya está, lo del golpe de estado y eso casi ni se le tiene en cuenta.

    Si no llega a ser por el detallito del penalti contra la Juve en el minuto 93 el Madrid podría haber sido eliminado de la Champions el miércoles y convertir su temporada en un fracaso. Ni Liga, ni Copa ni Champions. Nasti de plasti. Que si el modelo de Florentino ha fracasado, que si hay que vender a CR7, que si la flor de Zidane se acabó. Eso por no hablar de los que asegurarían que ya lo veían venir, que había señales que si yalosabíayo. Pero nada, pitaron el penalti, marcaron el gol y ahora van de cabeza a por la tercera Champions consecutiva a convertirse en héroes y hacer historia. Aunque lo mismo pierden, que nunca se sabe.

    O el Barça. A ver cuantos pensaron que después del 4-1 de la ida iban a ser eliminados. Poca gente, menos los que saben de todo y unos pocos romanistas. Unos pocos porque el resto, al estilo herculano, veía un batacazo o un 3-1 como contra el Slavia de Praga en 1996. Ay, espera, que en la Roma está Monchi. El del modelo que hay que copiar, implementar y aplicar, el de un Monchi al que la prensa de Sevilla criticó nada más ser nombrado secretario técnico de nervión. Una Roma alejada de los lideres de la serie A, que fue eliminada en Coppa y que si no llega a ser por la remontada se jugaba casi todo a ganar el derby de este domingo. Y allí perder un derby es duro. Ahora en Roma se va a tope de euforia, con posibilidades de llegar a una final, de dedicársela a Ago, de quitarse la espina de perder una final en tu casa. Todo por un detalle, por un fogonazo de fútbol.

    Detallitos que lo marcan todo porque no hay modelos infalibles. No hay nada escrito de antemano a no ser que seas la Juve y montes un Moggigate, pero eso está feo. En agosto, viendo la plantilla del Hércules cualquiera lo colocaba entre los favoritos. Cualquiera menos los propios herculanos, que somos muy de profetizar el apocalipsis. De hecho hasta hace una semana hablábamos de descenso y hasta hace no mucho de refundación, que esa es otra.

    A día de hoy, el modelo del Hércules, lo que ha hecho Portillo es un fracaso porque no se ha logrado el ascenso y con las mismas se le manteará en Luceros cuando se consiga el ascenso o habrá 22.000 abonados cuando sea presidente el año del centenario y estemos en 1ª. Como fue un fracaso el año del detallito de Sánchez Laso o el del detallito de la falta del Pichu en Cádiz o el resbalón de Alex Muñoz o el cabezazo al larguero de Javi Flores. O como fue un fracaso el año de Pluscuamperfecto Palacio, Sergio Fernández y la eliminatoria contra el Alcorcón en la que se tuvo el detallito de no tirar a puerta en el partido de vuelta. O como fue un fracaso el año en que un autogol de Huertas nos permitió conocer los placeres de la 2ªB por primera vez. Todo o nada, héroes o traidores por un detallito. Lo malo es que todas estas cosas se suelen saber a toro pasado, de lo contrario nos forraríamos todos con las apuestas.

    Lo bueno del fútbol, y lo malo, es que tiene estas cosas. Que es incontrolable, que más o menos hay cosas que funcionan y salen como deberían, pero al final hay factores incontrolables y detalles que escapan a todo. Que es como la vida, estar en el momento apropiado en el lugar apropiado y a la vez una sucesión de ocasiones falladas y de trenes perdidos. Con modelos que no son extrapolables ni aplicables, con cosas que funcionan en un sitio y fracasan en otros. Y no nos engañemos, igual que a Julio Cesar, nos juzgarán por el resultado. El problema de la 2ªB es que de 80 modelos solo funcionan 4, pero casi nadie los acierta antes de que empiece la temporada. Lo mismo te sube un filial que un equipo plagado de veteranos.

     

    De lo otro del Hércules ni hablamos, de lo de Bruselas y todo eso. A estas alturas ya deberíamos saber quien y cómo lo va a pagar y no es ni un (ex)alcalde, ni un inversor desconocido ni Falagán. Lo curioso es que a algunos parece que les moleste, igual que a otros les vendría bien que se cerrase el chiringuito. Pero esa es otra historia. En caso de duda podría haber acudido algún pequeño accionista a la Junta del pasado jueves, que hasta había un turno de ruegos y preguntas. Vale que para votar no sirve de mucho, pero para informarse es mejor que fiarse de twitter.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook