Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 21
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea


    SOCIEDAD
    Alicante

    TELA DE ARAÑA

    Cuando en Alicante en 1967 se erigía organizado el mundo altruista de la donación de sangre se dijo: “Se ensamblará esa tela de araña”. La imperiosa necesidad de sangre dimanaba del crecido porcentaje de intervenciones quirúrgicas y a la Tocología y Obstetricia, o lo que es lo mismo, los partos, donde la transfusión quedaba a la orden del día. Durante 1967 se produjeron 4.700 alumbramientos, y de entre ellos el 35% fueron partos difíciles. Contar con un nutrido banco de sangre dadivosa resultaba un buen seguro de vida.
    No es menos cierto también, que merced a la donación remunerada se salvaron muchas vidas (muchos acudían por necesidad, otros por pura necesidad), pero a esta altura de la partida vender la sangre es reprobado por la sociedad. Los donantes no pretenden que se les retribuya por su generosidad. Poco a poco el aroma de todos aquellos que extienden su brazo ante el gesto de donar un poco de su sangre para quienes la necesiten, crece en número aunque no como a muchos nos gustaría, pero todos ellos van conformando esa tela de araña que en su sencillez y con la inestimable ayuda de la Ciencia, provocan el que con cada bolsa de sangre hayamos pasado de salvar una vida a salvar hasta tres.
    ¡Cuánto me duele percibir que todavía muchos ciudadanos denostan la labor de quienes buscamos donantes de sangre! Insensatos, ¡no sabéis que donar sangre salva vidas y eso es real! Yo lo he visto, lo he vivido en primera persona y lo he oido de terceros. No es Baladí saber que le debes la vida a otra alma sensible. Aquella tela de araña sigue diseñada, funcionando sin alarde de vacuidad. Somos muchos y organizados aunque seamos muchos menos quienes donamos. Si no donas, piénsalo detenidamente. Ponle solución y dona sangre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook