Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de  Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros -  Aparici

Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    SALVADOR SELLÉS (INMEMORIAM).

    Señor, apresura el día
    de tan espléndida aurora;
    todo el universo dora
    con este sol: la alegría.
    Venga a nosotros tu bien
    y di tendiendo las manos
    ¡TODOS LOS HOMBRES SON HERMANOS!
    ¡TODO EL MUNDO UN EDEN!
    Esta última estrofa del poema <<El Sermón Del Monte>>, versificado por Salvador Sellés en 1935, expresa la inmensa bondad de su alma pacificadora. El Ayuntamiento de Alicante, en 1925 le nombró Hijo Predilecto y le concede la Medalla de la Ciudad. El alcalde Suarez Llanos le describe como el hombre bueno a quienes cuantos le conocen respetan y estiman. En ocasión en que su amigo Castelar, otro alicantino de pro, derrama, esparce la inmensidad del alma de Sellés perfumando Alicante de esencias de libertad, igualdad y fraternidad, valores democráticos que, aún hoy día siguen escaseando. <<En el sol se hace palabra y es la tuya>>, así le dijo Sellés a Castelar con el arrebato de su humilde musa.
    <<Hablas, creas, enciendes y aún no callas
    tu potente voz, hija del trueno,
    cuando el entusiasmo, roto el freno,
    es el delirio, el frenesí que estalla>>
    Al estar injertado en la provincia alicantina por más de doce lustros, la pluma dirige el brazo hacia Alicante, pero mi corazón no está dividido, puesto que alberga en sí a la histórica Almuñécar granadina, teniendo el deber y la satisfacción de proclamar que Alicante es mi madre adoptiva y mi segunda patria chica. Resaltar lo que por sí está de relieve no es fácil. Su progreso, su carácter noble, su hidalguía ciudadana, su encomiable hospitalidad así lo proclaman y reflejan.
    Hablar de Salvador Sellés es un recuerdo que no debería desaparecer en Alicante. Alicante fue para Salvador Sellés más que su patria chica, pues Alicante superó para él cuanto de genialidad abrigaba en su corazón. Él consiguió con su sencilla y magistral exposición poética, llevar o elevar el nombre de Alicante por extensas regiones del mundo.
    <<No era político pero amaba su patria>>. Amaba Alicante y lo mostró cual Castelar, <<la conciencia es aquella facultad reflexiva, superior al sentimiento, superior a la razón, al juicio mismo, mediante la cual comprende el espíritu, no solamente la verdad del error de sus ideas, sino también la bondad de sus ideas o la maldad de sus acciones>>.
    Salvador Sellés Gosálbez nació el 25 de Abril de 1848. Pero la muerte, ¡tantas veces por él cantada!... llegó silenciosa, como un susurro, sin apenas llamar la atención, Así supongo que el poeta quería que fuere, y llegó el 14 de Febrero de 1938.
    La muerte visitó a Sellés cuando el invierno también agonizaba, cual si el cielo mostrase su tristeza derramando furtivas lágrimas por el óbito, una ligera llovizna, un suave sirimiri en forma de delicado llanto besaba las flores y los árboles, y las cimbreantes palmeras desprendíanse de aquellas celestiales gotas cual si se sumasen al sentido lloro.
    La muerte de Sellés pasa inadvertida para la mayoría de sus familiares y la mayoría de sus amigos… Su entierro está solitario y pasa por las calles silenciosamente ante la mirada de algún curioso que despide con el sombrero al pasajero que se va….
    Pero Sellés no fue un alicantino que se fue. Como otros tantos españoles que estaban sumidos en la hecatombe del final de la guerra civil, sus sentimientos por la citada circunstancia estaban esparcidos por el cúmulo de las tragedias bélicas.
    Alicante no debe de olvidar a Salvador Sellés. Él coronó de belleza poética a “su” Alicante. Y cuanto más uno se sumerge en su obra, más alicantino se considera.
    <<Para él no existe la muerte. No existe para él tampoco retroceso, ni el estancamiento de la humanidad>>.

     

    ANTONIO APARICI DÍAZ

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook