Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de  Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros -  Aparici

Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 23
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    RESPLANDOR DE GRANDEZA

    Imposible seguir abstrayéndose del problema catalán. Este monstruo ideológico amparado en la masa social, en su mayoría soliviantada, arengada en mentiras y diferencias clasistas, persiste en su resplandor de grandeza por separarse de España, y todo por la fuerza en las calles y su total ausencia al respeto y cumplimiento de la Ley máxima española, la Constitución.
    Creo que no sólo se ha mentido a los catalanes por parte de sus políticos dirigentes, también al resto de España. Estamos engañados de alguna manera, pues muchos piensan que con la aplicación del Artículo 155 de la Constitución, la Autonomía de Cataluña va a ser intervenida, de tal modo que los culpables de la asonada pagarán por su fechoría ingresando en la cárcel, la policía autonómica será sustituida por fuerzas de seguridad españolas leales a nuestra Constitución etc. Y todo esto parece que no va a suceder. Lo triste es que se tendría que haber intervenido con mayor anterioridad y no permitir la constante burla al Estado de Derecho.
    Muchos no logramos disimular nuestra contrariedad, pero estamos muy hartos de este tema, y el aire en nuestro entorno comienza a hervir. España parece que despierta de un letargo invernal de un mal sueño, aunque en cuanto uno se lava la cara, sus ojos alucinados retornan. Truenos remotos renuevan la disidencia catalana queriendo mostrar legalidad cuando en realidad se encuentran proscritos, sublevados fuera de ella. Se encrespa, enturbia el arranque de optimismo que teníamos al ver que salíamos de la terrible y desgraciada crisis, pero nuestro aliento es acre, y estamos cansados y enojados con nuestros compatriotas catalanes. Ojalá que esa locura colectiva catalana se reconduzca pacíficamente. No más resplandor de grandeza; ser grandes es otra cosa.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook