Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 20
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea


    SOCIEDAD
    Alicante

    MOSTRARSE DÚCTIL

    El día se cernió soleado en lontananza mientras andaba por la acera sorteando inmundicias perrunas, y mi sonrisa resultaba incompleta cuando me encontré con un buen amigo. Nos saludamos, nos dimos un apretón de mano y nos comportamos como adultos respetuosos. Pero una cosa lleva a otra, una frase a otra mejor hasta que mi amigo, sin palabras subrepticias y sin mostrarse dúctil a mis propios pensamientos me cuenta eso de que no le agrada para nada el alcalde Echávarri, por tanto, acorde a las circunstancias y a su franqueza, le respondí que el alcalde siempre ha sido bueno conmigo.

    En ocasiones los recuerdos nos llegan caprichosos o el silencio que escrupulosos guardamos para nosotros se subleva y explota intempestivo. Ni doy ni quito razones, nadie estamos predestinados a gustar a los demás ni aun cuando los ojos de aquellos que sí admiramos demuestran admiración por nosotros mismos. La naturaleza de los políticos es lo que tiene, que incluso cuando pretenden el bienestar común del resto de conciudadanos su naturaleza queda desarbolada, desnaturalizada por otras naturalezas a las que desea agradar.

    Pero no veo en la naturaleza de Echávarri algo distinto que no sea la voluntad del servicio público ciudadano y alegría y muchas ganas de vivir por mucho que haya personas en esta ciudad disconformes con el talante que como alcalde ejerce, y arqueen sus cejas con escepticismo al oír su nombre. Recobremos el sosiego, mi amigo tenía razón, lo que no te gusta no ha de provocar un gesto de supremo esfuerzo en tu cara. Demos sensación de normalidad al expresar aquello que sentimos. Las calles andan llenas de gente y a unos cuantos les conocemos. No seamos dúctiles per sé, digamos lo que nos gusta y lo que no, luego prosigamos el camino con paso resuelto.



     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook