Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de  Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros -  Aparici

Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 20
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    MÁQUINAS; BENDITAS Y MALDITAS

    Rebosamos sentimientos amargos en cuanto a aquello que afecta o tiene que ver con ese cúmulo de oscuras nubes que nos acechan cuando perdemos el trabajo o el medio de sustento. La falta de un empleo estable y digno nos aboca a un amplio abanico de costumbres inciertas. Así nuestros ojos soñadores quedan apagados, vidriosos y tristes. Y pocas cosas son las que pueden consolar nuestro desaliento, pues estamos y nos sentimos solos con nuestra contingencia desgraciada, y si nos recuperamos del infortunio, lo hacemos al conseguir otro trabajo digno.
    Pero estamos inmersos de lleno en ese maremágnum laboral, político y empresarial que tiende, se decanta a pasos agigantados a la sustitución del empleo de personas por el uso de las máquinas, la robótica que, ni cobra ni se queja. Todavía recuerdo hace dos años cuando entré a una sucursal bancaria en el que tan sólo había un solo empleado que no atendía al público, un solo cajero automático y una cola grande de personas aguardando utilizar dicho cajero. Y, he aquí mi sutil ironía: poco o nada valemos para los bancos, y en general para el mundo empresarial que sólo aspira a conseguir beneficios, cuantos más mejor. Pero ¿qué pasaría si en vez de poner a las personas en la calle y además hacerles pagar tasas e impuestos, se obligará a esos mismos empresarios a tributar por esas robóticas máquinas?
    La tecnología avanza, se investiga en favor del ser humano, pero habrá que hacer algo para no seguir engordando la bolsa de la pobreza y desigualdad. Por cierto, la responsabilidad de todo esto no corresponde al emprendedor empresario, es cosa del Gobierno de España dejar de desangrar al trabajador. Sí a las máquinas; benditas y malditas. Que tributen impuestos laborales por tantas personas como sustituyen.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook