Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de  Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros -  Aparici

Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 26
    Marzo
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    LA ETERNA PREGUNTA

    Desde hace muchos años que abracé la causa de las colectas de sangre, la eterna pregunta sobrevoló mi existencia y, desde entonces he dado cumplida respuesta a esta impertérrita pregunta ¿Cómo obtienen la sangre para transfundir los hospitales y clínicas privadas? ¿Se comercia con esa sangre? Por partes, en nuestra provincia alicantina no se comercia con la sangre altruista donada por ti. Has de saber, que los donantes altruistas donamos para todo aquel que necesite un poco de nuestra sangre. Da igual que sea para hospitales públicos o privados, cuando se nos necesita ahí estamos. Por eso, porque la sangre la donas tú de manera altruista, es que no se le cobra a ningún hospital o clínica, lo que ocurre es que en los centros privados se refleja en sus facturas todo el proceso de manipulación de esa sangre hasta ser transfundida, y así muchos pacientes consideran que les cobran por esa sangre que nosotros donamos libremente.
    No me gusta ese sistema que se viene utilizando en la Comunidad de Madrid, en la que se ceden las extracciones de sangre para donación a la Cruz Roja, quien cobra a dicha Comunidad madrileña 67 euros por bolsa, lo que provoca críticas y desconcierto. Lo propio ocurre con esos autobuses de Hospitales Privados HM que recorren esa comunidad y cobran una cantidad por donante. Pues en el fondo parece más una privatización encubierta que otra cosa. ¿Por qué una acción de índole pública, para todos, tiene que ser ejercida por una empresa de índole privada? ¿No existe ya una Entidad pública que se encargaba de esto? Creo que si esta polémica no se apacigua, es porque no interesa. Los responsables del tema son quienes debieran darnos las oportunas explicaciones. Y quede claro, no cobramos por donar, ni queremos el comercio de nuestra sangre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook