Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 03
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    EXTRAÑA RESONANCIA

    Jo ¡qué asco! Su voz cobra extraña resonancia aun proviniendo desde ultramar. Sin fanatismo alguno, ni sus palabras arrogantes ni entrañas de pedernal pueden socavar la moral del mundo más allá de pensar ¿cuánto será el retroceso global del planeta en tanto dure su pintoresca y nefasta gestión? Sí amigos, el hombre que tanto gusta a rusos y ultraconservadores, el presidente del país más poderoso de la tierra tiene corazón de cuero y entrañas de pedernal. Basta mirarle a la cara para percibir que sus ojos son insondables. Todo arrogancia y orgullo machista, sensación de euforia del trabajo hecho, pero este hombre al que muchos en campaña electoral nos parecía poco más que bufón, conserva dinero, inmensa fortuna y el destino de millones de personas que de alguna manera dependemos del dictado de sus acciones.
    Hay algo en él que me inquieta y quizá sea la virulencia y sentido de lo horrible que genera en mí cuando escucho su voz cargada de frío invernal. El corazón de piedra que conserva le impide percibir el dolor, miedo y temor que sus bravuconadas imprimen en otras personas que nunca llegarán a vivir con el confort y lujo de este millonario venido a más. Sí amigos, el orgullo es una poderosa fuerza capaz de llenar el silencio que el aire especulativo de la duda ideológica ejerce en nosotros. Creímos que Trump estaba muy lejos, olvidando que en este mundo globalizado las noticias, las buenas y las que no, corren a velocidad luz hasta colarse en casa. Pero no amigos, la fuerza de este impresentable personaje no radica en su solemne expresión de jefe, pues mientras amedrenta al resto del mundo con sanciones su luz no resplandece, sólo crea formas fantasmagóricas que nos aterran todavía más.
    Es palpable la extraña resonancia de estos líderes conservadores que no tienen sentido del punto medio y se han decantado en su derechista camino directos al extremismo. La noche les envuelve, les guía creerse superiores, el fanatismo de superioridad ante el resto de pobres mortales. Se han convertido en actores de lo tétrico, populistas redomados que nos engañan, afín de cuenta ese ha sido su propósito, liarnos hasta conseguir nuestro apoyo, luego se quitarán la piel de cordero y volvemos a verles tal y como en realidad son. Menos mal que el mundo necesita el verde de la primavera, esperanza, ilusión del vivir en paz, de poder dejar a nuestros hijos la tierra un poco mejor, y en ese aspecto ningún pedante que emita desdén en su voz podrá arrebatarnos aquello que para nosotros es de sentido común: una vida mejor, donde las esperanzas que conservamos puedan llegar a eclosionar. Ojalá con un parpadeo pronto podamos decir con entusiasmo contagioso que en nuestra Europa, en nuestros pueblos e incluso en el planeta no se oyen ya extrañas resonancias.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook