Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 28
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea


    SOCIEDAD
    Alicante

    EGOÍSTAS REDOMADOS

    Me ocurrió el otro día de regreso a casa cuando desde un balcón alguien tiró la colilla de un cigarro todavía encendida y la pavesa me cayó a escasos centímetros. Vale que andemos con pulsos acelerados o con zapatos de transeúnte, pero algo habrá que hacer para que actos incívicos a todas luces, trasmuten a influencias más disuasorias.
    Actos como ese no son nuevos. Recuerdo que cuando era investigador me sonreí al descubrir que a mediados del año 1850 todavía desde las ventanas del antiguo hospital San Juan de Dios se lanzaban a la calle orines y excrementos. Salvando la naturaleza de los elementos arrojadizos, ciento sesenta años después persistimos en comportamientos incívicos impropios de personas de bien, lo que nos coloca como egoístas redomados o simplemente maleducados.
    Corren tiempos convulsos donde la vida avanza tan deprisa, que deja muchas vidas en las ficticias cunetas de la modernidad y la tecnología. En ocasiones nos sorprendemos al ver fumar a una abuela octogenaria pero ni nos inmutamos cuando quien lo hace es un abuelo, o cuando ambos manejan con soltura el uso de un móvil. Quedarse anclado al pasado no es rememorar cuando comer un tomate era saborear una enorme experiencia sensitiva, donde dar los buenos días o el adiós al salir de los sitios era habitual, donde sacudir alfombras, tirar colillas o pelusas por el balcón era lo que se llevaba, pero el problema es que el tiempo ha corrido y muchos de nosotros no hemos avanzado con él.
    Igual hemos envejecido, sigue faltándonos educación y más responsabilidad. Del mismo modo que no podemos ser al mismo tiempo valientes y pusilánimes en partes iguales, quedarnos anclados a un tiempo pasado no nos convierte en retrasados. Tirar colillas o pelusas por el balcón sí nos transforma en desalmados.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook