Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de  Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros -  Aparici

Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 13
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    AVENTURA DE LA IMAGINACIÓN

    Todo lo que resta hasta la respuesta de Puigdemont a la requisitoria del Gobierno español, es calma hueca y resonante. Cuidado, nada es baladí. Están como de cuerpo presente, en stambay, expresión ausente, ojos brillantes y limpios, mientras España incluida Cataluña, contenemos la respiración, nos caemos de puro miedo ante esa aventura que la imaginación efervescente de los nacionalistas independentistas ha ido cocinando durante años en donde para El resto de España sonaba eso de: “que viene el lobo, que viene el lobo”, hasta que lo tenemos encima.
    Hay que retroceder hasta retornar al redil del orden, la Ley y cumplimiento de la Constitución. Seguimos inmersos en el otoño del calor climático y abrasante, destructor del independentismo. Apenas sí queda luz en el horizonte, si acaso miramos para ver desangrarse el sol en lontananza. Contesta Puigdemont, dimos aquello que todos queremos conocer, danos la suficiente luz para enfilar nuestros siguientes pasos, pero retorna, vuelve y ejerce como Presidente de la Autonomía catalana, como guía de todos, de todos los catalanes. El suicidio político, eso de jugar y barajar las cartas con ideas absurdas, amargas, no vale. Tampoco eso de hacer trampas. Basta de aventura de la imaginación.
    Básicamente, por tu culpa y la de tus adláteres, muchos catalanes arrullan la noche en su incertidumbre, bailan con sombras en la oscuridad y les reconcome el qué pasará. Basta de resaca independentista, en el resto de España ya no podemos identificarnos ni tan siquiera como hincha del Barça. Vergüenza, vergüenza señor Puigdemont, no queremos vivir de recuerdos de nuestro Barça mirando en el vacío. Ponga en marcha su imaginación, enciéndala de una vez y piense en todos, en los que no somos de su cuerda ideológica. Gracias.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook