Blog 
¡Bien hecho! …¿o no? Una visión estratégica del fútbol
RSS - Blog de Juan Carlos Delrieu

El autor

Blog ¡Bien hecho! …¿o no? Una visión estratégica del fútbol - Juan Carlos Delrieu

Juan Carlos Delrieu

Alicantino, economista, con una capacidad más analítica que intuitiva, una educada visión estratégica del mundo que nos rodea, aficionado al fútbol y, paradojicamente, apasionado del Hércules de Alicante CF. Encantado de recibir comentarios e intercambiar opiniones en juan.carlos.delrieu@gmail.com

Sobre este blog de Deportes

Dice Sir Alex Ferguson "Para un jugador de fútbol –y para cualquier ser humano– no hay nada más satisfactorio que escuchar: ¡bien hecho! Esta frase exige liderazgo, organización, esfuerzo, trabajo en equipo, táctica, etc, es decir, elementos ligados al mundo de la empresa y de la estrategia. ...


Archivo

  • 12
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante Deportes

    Manejo de expectativas, caprichos y compromisos: Piqué y Tevene

    Imagínense una empresa mediana o grande en la que uno de sus directivos, bueno, sólido, bien formado, quizás con poca inteligencia emocional, pero técnicamente capaz, se cansa de que sus clientes se quejen acerca de su actitud en las convenciones de empresa. Y este directivo anuncia con un año y medio de antelación que ya no se siente comprometido con la empresa, que no acepta la injerencia de terceros en lo que, para él es su estilo de trabajo, y que en un año y medio deja la compañía. Eso sí, en ese período, tiene que preparar una Asamblea de Accionistas, negociar un Convenio Colectivo y preparar el crecimiento de la empresa con nuevas adquisiciones. Adivinen cuál debiera ser la reacción del Consejero Delegado y de los principales accionistas de la empresa. Creen que esa compañía aguantaría a un Directivo bajo esas circunstancias, sobre todo, cuando en los meses siguientes deberá hacer frente y liderar retos fundamentales. La respuesta categórica es no. Por muchas razones, pero la más importante, es la falta de compromiso, lo cual no es incompatible con un buen trabajo. Pero ser capaz y realizar un buen trabajo no es suficiente en ninguna empresa del mundo si no se le añade el compromiso. La segunda razón, entre otras muchas, es que nadie, absolutamente nadie, es indispensable.

    Pues bien, la caprichosa declaración de Piqué tras los comentarios de algunos periodistas y muchos aficionados frente a la reiterada sospecha de su escasa afinidad con el país que representa con la Selección Española de Fútbol, debería haber tenido una respuesta drástica por parte de la Federación y del propio Director Técnico de la Selección. No entro a valorar, a diferencia de lo que ha venido ocurriendo en los programas deportivos y en la prensa deportiva, si Piqué tiene razón o no. Su innecesaria imagen sibilina, siempre rozando lo políticamente correcto y más propia de los caprichos de un adolescente que de un profesional, propicia que sus defensores y detractores (ambos por igual) siempre tengan razón y, de esta manera, se fomente una polémica que no tiene una posición ni clara ni contundente. Mis comentarios no van en esa dirección porque no quiero caer en esa trampa. Mi opinión es que es inadmisible que declare su falta de compromiso por no recibir el apoyo público que, en su opinión, se merece. Es caprichoso que se sienta desolado. Es inapropiado que no se sienta comprometido y que él le ponga fecha de caducidad a su trabajo en la Selección. Es inaceptable que los Directivos a los que debe responder lo elogien, protejan sus caprichos y no lo despidan fulminantemente. De la misma manera que es inaudito pensar que Piqué, aún siendo un extraordinario jugador, no tenga un reemplazo de la misma calidad en la Selección.

    Este es un magnífico ejemplo de lo que con este blog quiero transmitir: el fútbol se entendería de otra manera si primara el sentido común, la óptica empresarial y no se dejara llevar por la inercia y la tradicional lógica decadente que envuelve a la mayor parte de las decisiones ligadas a este deporte.

    Y, en este sentido, el Hércules CF no puede dejar de ser protagonista de este blog, aunque inicialmente no tuviera previsto hablar, esta vez, de mi equipo. Pero hoy miércoles el equipo juega un partido trascendental. Ya analicé en mi blog anterior, que es un partido entre iguales. No va a ser un partido fácil. Sin embargo, es inadmisible, que el Director Técnico del Club haya declarado antes del partido públicamente que “el Hércules no es favorito contra el Cornellá”. Y no le falta razón, pero el líder de una organización no puede hacer esos comentarios, entre otras cosas, porque al Cornellá le faltará algo que debería hacer relativamente más fuerte a nuestro equipo: la afición. El precario manejo de expectativas, algo típico en la decadente tradición futbolera, debería ser corregido de inmediato. No se debe mostrar debilidad ni se debe justificar un resultado negativo antes de que ocurra. Al contrario, en lugar de hacer pública una frase manida, con una evidente connotación negativa, hubiera sido mucho más reconfortante haber escuchado  algo así “el Cornellá en un gran equipo pero en el Hércules lo hemos analizado, sabemos cómo juega y, con el apoyo de la afición, voy a hacer un planteamiento táctico que nos permita lograr la clasificación”. Podrían haber sido otros muchos comentarios de este estilo, pero ninguno como el que se ha resaltado en el Diario Información.

    Pese a todo, estoy seguro del compromiso y de la calidad relativa de los jugadores del Hércules y de la pasión con la que Tevenet vive los partidos, por lo que no sólo va a resultar un partido muy emocionante sino que, al final, lograremos el pase a la siguiente clasificación.

    Macho Hércules!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook