08 de febrero de 2018
08.02.2018
Marina Baixa

Nueve pueblos de la Marina Baixa se unirán en un consorcio para gestionar el transporte público

La propuesta, impulsada por Benidorm, permitirá a los municipios decidir sobre horarios, líneas, paradas o tarifas del autobús interurbano

09.02.2018 | 02:45
Nueve pueblos de la Marina Baixa se unirán en un consorcio para gestionar el transporte público

El servicio está dirigido ahora por la Generalitat, mediante una concesión prorrogada desde hace años.

La unión hace la fuerza. O, en este caso, la capacidad de decidir cómo mejorar un servicio fundamental para muchos de sus vecinos. Nueve municipios de la Marina Baixa tienen sobre la mesa una propuesta para crear un consorcio comarcal de transporte con el que gestionar el servicio de autobús interurbano que enlaza las principales localidades de la comarca y otros puntos destacados, como por ejemplo el Hospital Comarcal, ubicado en término de La Vila Joiosa. La propuesta ha sido impulsada por el Ayuntamiento de Benidorm en el seno de la Comisión Comarcal de Seguridad, de la que también forman parte Altea, l'Alfàs del Pi, La Nucía, Polop, Callosa d'en Sarrià, Finestrat, Relleu y La Vila, las nueve poblaciones que, en un principio, también conformarían este futuro consorcio.

En la actualidad, el servicio de transporte interurbano en la Marina Baixa lo cubren dos compañías de autobuses –Llorente Bus y Alsa– mediante una concesión que es competencia de la Generalitat. Fuentes del área de Movilidad del Ayuntamiento de Benidorm explicaron que dicha concesión se encuentra prorrogada, al menos, desde hace un par de años. Igualmente, señalaron que la nueva ley permitiría a los municipios de más de 50.000 habitantes, como sería el caso de la ciudad turística, sacar a licitación su propio servicio de transporte público y desvincularse del paraguas de la Generalitat. De ahí que desde Benidorm se haya pensado en la oportunidad de impulsar un consorcio comarcal con el que ampliar, además, el ámbito de esta licitación para abarcar muchos más municipios.

La principal ventaja que aportaría este ente con respecto a la situación actual es que serían los propios municipios afectados quienes tuvieran toda la capacidad de decisión con respecto a las líneas de autobús que discurren por la comarca y, además, quienes marcaran frecuencias, horarios, paradas y tarifas, entre otros. O, dicho en otras palabras, pudieran tomar las riendas y mejorar un servicio en el que, ahora, su único papel se limita a solicitar o sugerir cambios a la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad.

Reunión con València

Ahora bien, la existencia de este consorcio no implicaría desmarcarse al cien por cien de la Administración autonómica, sino al contrario. De hecho, el siguiente paso para la composición de este ente es mantener una reunión con el director general de Transporte de la Generalitat, Carlos Domingo Soler, para exponerle el proyecto y pedir la participación de la Generalitat dentro del mismo. Así lo acordaron los representantes de los diferentes municipios en una reunión mantenida el pasado viernes, donde además se acordó que será el Ayuntamiento de Callosa d'en Sarrià, quien ostenta ahora la presidencia itinerante de la Comisión Comarcal de Seguridad, quien solicite esta reunión y se encargue de convocar al resto.

Los defensores de la propuesta consideran que este ente favorecería a los municipios de menor tamaño, que podrían beneficiarse del tirón de Benidorm en la licitación de un servicio que nacería tomando como ejemplo los que ya funcionan en las áreas metropolitanas de València o Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine