15 de noviembre de 2017
15.11.2017

...Y ensordecedor broche final

Festeros, vecinos y turistas disfrutan de la única mascletà a la luz de la luna que cierra los disparos

18.11.2017 | 00:10
La mascletà disparada ayer a las 00.00 horas congregó a un gran número de público pese al frío.

Única y última mascletà a la luz de la luna de las Fiestas Mayores Patronales de Benidorm. Un apoteósico broche final para los disparos que durante estos días han llenado de pólvora, luz y sonido la plaza de la Hispanidad de la ciudad turística, conocida popularmente como plaza Triangular. Así las cosas, anoche Pirotecnia Valenciana volvió a ser la encarga de ejecutar el estruendo nocturno donde se empleó nada menos que 120 kilos de masa explosiva.

El estallido nocturno fue el más potente de todas las celebraciones por la cantidad de masa explosiva empleada e incorporó castillos de fuego que hizo las delicias de todos los asistentes. Pero esa circunstancia no impidió que el ruido quedara reducido. De hecho, Pirotecnia Valenciana logró hacer subir los decibelios elevando así la emoción de los asistentes que se agolpaban en los alrededores de la plaza Triangular pese al frío.

Festeros, vecinos y turistas disfrutaron así de un potente espectáculo donde se empleó un clásico acompañamiento sonoro a las virguerías visuales, que quedaron bien lucidas en el cielo ante la falta de nubes.

Además de parte del gobierno local y miembros de la Comissió de Festes, al disparo asistieron las reinas adulta e infantil, Anna Galiana y Ángela Ántón, respectivamente, y sus cortes de honor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine