13 de septiembre de 2017
13.09.2017

Benidorm pone freno a las peñas de menores

El Ayuntamiento modificará el bando para prohibir la apertura de un local a peñas que no tengan, al menos, un 60% de mayores de 18 años

14.09.2017 | 04:30
Benidorm pone freno a las peñas de menores

El Ayuntamiento de Benidorm y la Associació de Penyes Verge del Sofratge, el colectivo festero con mayor número de asociados en la ciudad, quieren estrechar aún más el cerco sobre las peñas formadas en su mayoría o íntegramente por menores de edad. Así lo anunció ayer el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles (PP), quien, a falta de dos meses para las Fiestas Mayores Patronales, ha adelantado que el Ayuntamiento cambiará este año el bando regulador de sedes festeras para prohibir la apertura de un local a las peñas que no estén compuestas, al menos, por un 60 por ciento de mayores de 18 años.

El cambio anunciado es un paso más en las acciones que Ayuntamiento y Associació llevan un par de años realizando para reconducir la situación que se había generado de un tiempo a esta parte, cuando proliferaron peñas donde no había ni un solo adulto y en las que los menores recurrían a algún amigo, hermano u otro conocido mayor de edad para que firmara las autorizaciones necesarias y poder obtener licencia. De hecho, hasta ahora la normativa municipal tan sólo exigía aportar los datos, la firma y el DNI de tres adultos responsables, «mientras que ahora se exigirá un porcentaje mínimo de mayores de edad, que seguramente será del 60%», avanzó ayer el concejal de Fiestas.

Carrobles indicó que el Consistorio está a la espera de que la Associació de Penyes, cuya directiva este año preside Mariano Nájera, apruebe en asamblea este porcentaje del 60%, tras lo cual la propuesta se trasladará directamente al bando regulador de peñas y locales festeros, para elevarlo a la categoría de norma.

Las más conflictivas

Las peñas formadas mayoritaria o íntegramente por menores de edad son, año tras año, las más conflictivas durante las Fiestas Mayores Patronales, que se celebran a partir del segundo fin de semana de noviembre. Así lo constatan los informes y balances de actuaciones que realiza tras cada festejos la Policía Local y que reflejan que en estos locales son frecuentes las actuaciones policiales para controlar el consumo de alcohol, requisar botellas de bebidas alcohólicas, cerrar o precintar equipos de música o, incluso, acudir por peleas o vandalismo. Así lo reconoció también el propio concejal de Festejos, a la vez que destacó que esta medida, además de a la necesidad de controlar a los más jóvenes, «responde también a la necesidad de adaptarnos a la normativa autonómica, que exige para la apertura de Sedes Festeras del tipo B una serie de obligaciones que no pueden ser asumidas por menores de edad». Concretamente, el edil se refirió al decreto 28/2011 de Reglamento de Sedes Festeras y a la orden 1/2013, y destacó que en 2016 ya se dio un «primer paso» con la exigencia a todas las peñas de contratar para los días de las Fiestas Patronales un seguro de responsabilidad civil que cubriera cualquier incidencia en el local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine