04 de noviembre de 2016
Benidorm

El Consell reactivará el Centro Cultural aparcando medio proyecto

Puig se marca 2018 como fecha tope para finiquitar las obras de una parte del gran complejo, cuya ejecución se paralizó hace un lustro por falta de fondos

05.11.2016 | 00:57
El Consell reactivará el Centro Cultural aparcando medio proyecto

La primera fase incluirá el desarrollo de los conservatorios y una sala con capacidad para 450 personas.

Una solución a medias para el gran Centro Cultural de Benidorm. El Consell quiere reactivar ahora un proyecto paralizado hace un lustro por falta de fondos, pero aparcando el desarrollo de una parte de las instalaciones planteadas en el diseño original, como el gran auditorio. De esta manera, el gobierno autonómico espera podrá abrir parte del recinto durante el presente mandato, aunque no de forma íntegra. De hecho, la «segunda fase» se estudiará a partir de 2018, fecha en la que está previsto que vean la luz los trabajos que anunció ayer en Benidorm el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien indicó que «siendo realistas», es lo que se puede asumir.

En concreto, el Consell prevé inyectar un total de 12 millones de euros para desbloquear una parte del proyecto previsto hace más de una década. Esta primera fase incluirá el desarrollo de las dependencias para albergar los conservatorios de música y danza de la ciudad, un aparcamiento, una cafetería o –como inversión clave– la ejecución de un salón de actos con capacidad para algo más de 450 personas. Unas obras que se desarrollarán en 5.000 de los 11.000 metros cuadrados que aglutina este complejo, según pudo saber este diario. Mientras que otros objetivos, como el gran auditorio, quedan en el aire.

Asimismo, con esta actuación también se quiere dotar al edificio de «piel». O dicho de otra forma, que la estructura del Centro Cultural deje de estar al descubierto con el término de su fachada. Así lo anunció ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante una visita a la ciudad de los rascacielos con parada incluida en esta «zona cero» de la capital de la Costa Blanca, que se ha convertido ya en un símbolo más de la política de grandes proyectos de la era de Francisco Camps, que terminó por generar un gran agujero negro en las arcas autonómicas.

Precisamente fue esa falta de liquidez económica la que dio al traste con el desarrollo del Centro Cultural de Benidorm. La ausencia de fondos obligó a paralizar las obras de este ansiado proyecto hace un lustro, en 2011. Desde entonces, una gran masa de hormigón, que ocupa cerca de 11.000 metros cuadrados, preside el cruce de la avenida Europa y la calle Ibiza, en plena «zona guiri», dejando un recuerdo más que negativo a los miles de visitantes que pasean por esta zona de la ciudad, una de las más frecuentadas por los turistas británicos.

De ahí que el término de esta gran obra, que arrancó en 2005, se haya convertido en una prioridad para el sector empresarial de Benidorm. Pero también para las asociaciones culturales de la ciudad, que esperaban hallar en este edificio la solución a sus problemas de espacio o ausencia de instalaciones renovadas. Por todo ello, el líder del Consell ha dado un paso al frente con el que espera dar respuesta a una de las grandes reivindicaciones de la capital turística de la provincia.

Sin calendario
Puig marcó ayer 2018 como fecha tope para concluir la «primera fase» de los trabajos con los que el Consell espera poner en funcionamiento una parte del Centro Cultural durante su etapa de gobierno. «El proyecto no podía continuar parado porque lo único que se produce es un deterioro permanente y una pérdida de la inversión que se ha realizado hasta ahora», consideró ayer el jefe del Consell. No obstante, la Sociedad de Proyectos Temáticos (SPT), empresa dependiente de la Generalitat responsable de esta actuación, todavía carece de fecha para reiniciar los trabajos, como admitió ayer su director general, Antonio Rodes.

No hay que olvidar que, como ya adelantó ayer este diario, la SPT se desprenderá del suelo que posee en el entorno de Terra Mítica para hacer caja y poder financiar el proyecto. Una operación que todavía no está zanjada, aunque Rodes explicó que espera liquidarla antes de que concluya el año.

Con todo, el director general quiso dejar claro que la venta de este suelo no condicionará el inicio de las obras. «La venta de activos se llevará a cabo tanto en Benidorm como de otros lugares de la Comunidad Valenciana», lanzó Rodes, en un claro gesto para evidenciar la viabilidad del anuncio lanzado ayer por el presidente de la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Benidorm/Marina Baixa

Luis Galindo: «El mayor enemigo de la felicidad es la queja. Hay que hacer crítica constructiva»

Luis Galindo: «El mayor enemigo de la felicidad es la queja. Hay que hacer crítica constructiva»

Conferenciante motivacional. Experto en inteligencia emocional, Luis Galindo difunde un tono...

Masiva afluencia en la jornada de puertas abiertas del Parque de Aventura de La Nucía

Masiva afluencia en la jornada de puertas abiertas del Parque de Aventura de La Nucía

La instalación, que ahora gestiona una empresa con otros seis parques en España, abre hoy al...

Benidorm adelanta la llegada de la Navidad

Benidorm adelanta la llegada de la Navidad

La ciudad inaugura la iluminación, la pista de hielo y distintas atracciones distribuidas en...

La Comisión de Fiestas 2017 se presenta ante la patrona

La Comisión de Fiestas 2017 se presenta ante la patrona

Gran parte de los más de 150 nuevos mayorales acuden a la misa y piden protección a la Virgen del...

Palacetes que renacen como hoteles en Benissa

Palacetes que renacen como hoteles en Benissa

Emprendedores abren en los últimos meses cuatro alojamientos turísticos en el centro histórico,...

Publicidad para el «enemigo» por sorpresa

Publicidad para el «enemigo» por sorpresa

El comercio local de Benidorm incluye en su catálogo de promoción navideña a una gran superficie...

Enlaces recomendados: Premios Cine