Altea

Denuncian falta de garantías en el convenio entre las fundaciones Schlotter y Frax

José Miguel Cortés, patrono alteano, asegura que el acuerdo se firmó antes de aprobarlo el patronato

22.10.2016 | 01:00
Los firmantes del convenio.

El convenio suscrito a mitad de la pasada semana entre las fundaciones Schlotter de Altea y Frax de L'Alfàs del Pi, mediante el que ésta expondrá permanentemente en sus instalaciones el legado que el pintor Eberhard Schlotter (fallecido el 8 de septiembre de 2014 en Altea) donó a esta villa el 6 de septiembre de 1995, cuando se constituyó su Fundación, ha provocado varias dudas entre algunos de los patronos de la misma.

Uno de ellos, el actual presidente de Caixaltea y del PP local, José Miguel Cortés, señaló ayer mediante un comunicado que el convenio «aborda el traslado y depósito de la totalidad de la obra del pintor alemán desde la Fundación Schlotter a la Frax, obra que constituye el legado del profesor Schlotter a Altea en agradecimiento por su hospitalidad y cordialidad durante su estancia en la Villa Blanca, que fue su hogar desde 1954 hasta la fecha de su muerte en 2014».

Cortés, matizó que hacía estas declaraciones «como patrono de la Fundación Schlotter» y arremetió contra el alcalde de Altea, Jaume Llinares, que firmó el convenio en su calidad de presidente de la Fundación Schlotter, afirmando que «parece extraño que el presidente del mismo (Llinares), firme el convenio con la Frax a bombo y platillo antes de que el Patronato de la Schlotter vote el acuerdo el lunes siguiente a dicha firma. Algo huele mal, y no precisamente en Dinamarca».

Según el patrono «no existen en dicho convenio, garantías suficientes para la obra depositada en la Frax en el caso de incendio, por lo que, en igualdad de circunstancias, no existen mayores garantías en la Frax al tratarse de un edificio de titularidad privada, al contrario de lo que ocurre con el edificio de la sede de Altea, que tiene titularidad pública». Cortés insistió en que «se puede dar la circunstancia de que se extravíen o sustraigan obras del fondo durante su almacenaje, al no existir catálogo de la obra, con el riesgo añadido que supone su manipulación y traslado por distintos operarios».

En este sentido, se comprometió «personalmente» a trasladar a la Fundación Caixaltea la solicitud «para que sea ésta la que sufrague el catálogo de la obra del profesor, y que sea la Facultad de Bellas Artes de Altea la que lo realice».

Malestar

Por otro lado, el presidente de la Fundación Frax, Matías Pérez Such, mostró su enojo por las declaraciones de José Miguel Cortés poniendo en duda la seguridad de las instalaciones de la fundación alfasina. El presidente de la Fundación Frax afirmó que disponen «de las mayores y más avanzadas medidas de seguridad y antiincendios, cuestiones que no dependen de que se trate de una institución pública o privada, sino de las propias instalaciones». Pérez Such mostró su asombro «por este comentario, ya que sorprende que alguien que sabe lo que cuesta mantener el prestigio de una institución privada, cuestione el de otra. Es cuestión grave ésta, pues en ese caso no estarían en riesgo sólo las obras de Schlotter, sino todas las de nuestra propiedad o las que han viajado desde el Consorcio Museo de la Comunidad Valenciana o en IVAM. Treinta cámaras de seguridad, sistemas avanzados de detección de intrusión y sensores en todas las salas lo demuestran, entre otras medidas comprobadas ya por la familia del profesor Schlotter». Sobre el acuerdo Schlotter-Frax, remarcó que «serán trasladadas periódicamente a la Fundación Frax las obras que decida la fundación alteana como convenientes para integrar la muestra del profesor Eberhard Schlotter. No se trata pues del traslado permanente de toda la colección, sino de una parte que se renovará trimestral o semestralmente. La obra se trasladará previamente, y la retirada volverá a la fundación alteana. Naturalmente, como es nuestra costumbre y obligación ante cualquier exposición, los traslados serán supervisados, y se firmará un documento con las obras entregadas y su estado de conservación».

Por último, y para despejar todo tipo de duda, señaló que la misma empresa de climatización que mantiene las instalaciones del MARQ es la encargada de conservación de obras (humedad y temperatura) de la Fundación Frax.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Benidorm/Marina Baixa

Imagen del edificio Payma donde se produjeron los hechos.
La fallecida en Benidorm saltó al vacío tras asustarse al equivocarse de habitación

La fallecida en Benidorm saltó al vacío tras asustarse al equivocarse de habitación

La joven británica, que se precipitó desde un noveno piso, entró en otro apartamento después de...

Montaje con frío, pero con previsión de que el tiempo mejore

Operarios municipales y de las empresas proveedoras de la Associació de Penyes comenzaron ayer a...

Un Ayuntamiento plagado de riesgos

Un Ayuntamiento plagado de riesgos

Una auditoría externa revela decenas de incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos...

La gran fiesta de las peñas toma forma

La gran fiesta de las peñas toma forma

Associació y Ayuntamiento inician el montaje del recinto de la Acampada, donde el próximo fin de...

El litoral concentra la pérdida de población otra vez pero varios municipios reaccionan

El litoral concentra la pérdida de población otra vez pero varios municipios reaccionan

Orihuela, L'Alfàs del Pi y La Nucía se desploman mientras Calp, Benidorm y Dénia recuperan...

Gastronomía y juegos ponen fin a la Acampada peñista en Benidorm

Gastronomía y juegos ponen fin a la Acampada peñista en Benidorm

El Raoret, Forasters del Poble y Firistella se alzaron con los premios del tradicional concurso de...

Una Peregrina a pequeña escala

El centro de Benidorm es escenario de la procesión de la Santa Faz, en cuya calle los vecinos...

Enlaces recomendados: Premios Cine