Benidorm se rinde a los pies de la cruz y la media luna

Cientos de personas acompañan a las huestes moras y cristianas en el acto central

04.10.2016 | 00:42
Benidorm se rinde a los pies de la cruz y la media luna

Las calles del centro de Benidorm se trasladaron en el tiempo ayer por la tarde. Los tambores y la música festera indicaba el inicio del momento más esperado de las fiestas de Moros y Cristianos: la Entrada.

Alrededor de 800 personas participaron en el desfile, que discurrió por Tomas Ortuño, Venus, Ruzafa, Martínez Alejos, Gambo y plaza la Hispanidad, donde se encuentra el Castillo festero. El esplendor de los trajes, la música y la alegría de cada una de las comparsas se podía ver a medida que avanzaba la Entrada. Los Nazaríes fueron los encargados de abrir el desfile, seguidos por Tuareg, Musulmanes Tagarinos y, a continuación, Cavallers de la Baronia, Cruzados y, finalmente, Astures.

Este año, al no haber cargos festeros, los embajadores Manuel Palazón y su hijo, Manuel Palazón Spickens ejercieron de embajadores cristiano y moro, respectivamente. Hicieron su particular entrada sobre dos carrozas –el cargo de la media luna hacia la mitad del desfile y el cristiano al final–, recibiendo la aclamación del público.

Las fiestas culminarán hoy con el Parlamento y la Ofrenda de Flores a San Jaime a mediodía, mientras que por la tarde se celebrará la Retreta (a partir de las 20 horas).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine