03 de septiembre de 2016
03.09.2016
Benidorm

Clausuran un bloque de un colegio por daños estructurales a las puertas del inicio del curso

El ala afectada corresponde a las antiguas viviendas para maestros del «Leonor Canalejas» y se ha de demoler

03.09.2016 | 02:01
Clausuran un bloque de un colegio por daños estructurales a las puertas del inicio del curso

En el área ahora se ubican cocina y comedor. El Ayuntamiento acondiciona el salón de actos del edificio principal para que coman provisionalmente los alumnos.

A menos de una semana para el inicio del curso escolar 2016-2017, el Ayuntamiento de Benidorm decretó ayer el cierre y desalojo de uno de los tres bloques del colegio público Leonor Canalejas al constatar un informe encargado a la Universidad Politécnica de Valencia que existen daños en su estructura y un «nivel bajo de seguridad». El ala afectada es la que está compuesta por distintas viviendas que, antiguamente, servían como domicilio de los maestros y que, en la actualidad, tiene distintos usos, tanto educativos como municipales. En concreto, en ellas se ubica la cocina y el comedor escolar de este centro, que presta servicio a unos 180 alumnos, así como otras dependencias, entre ellas la sede de la Agrupación Local de APAs o el Vivero Municipal de Empresas.

El gobierno local encargó a la UPV un informe sobre el estado del edificio el pasado abril, tras detectar «síntomas de posibles deficiencias importantes». Tras un informe previo, se aconsejó apuntalar ciertas áreas, como así se hizo. Sin embargo, el informe definitivo recomienda ahora la «no rehabilitación de los espacios de los bloques y el derribo de los mismos», tras lo cual Ayuntamiento, Conselleria y consejo escolar se han puesto manos a la obra para buscar soluciones.

El alcalde y edil de Educación, Toni Pérez, explicó ayer que se ha decretado la no utilización de ninguno de estos espacios, así como su desalojo, lo que obligará a reubicar todas las dependencias a otros espacios. En principio, la más urgente es el traslado del comedor escolar. El Ayuntamiento ha iniciado unas obras de emergencia para acondicionar el salón de actos del Leonor Canalejas, que se ubica en la primera planta del edificio donde se imparten las clases de Primaria, para instalar allí provisionalmente el comedor, que podría comenzar a prestar servicio el próximo 12 de septiembre. El colegio perderá la cocina, aunque los menús se servirán a través de una empresa de catering.

¿Quién derriba el inmueble?
A partir de ahí, tendrá que darse el siguiente paso: demoler todo el bloque afectado. Pérez indicó la posibilidad de que sea el Ayuntamiento quien asuma la demolición por las «dificultades» de la Conselleria, aunque aclaró que, en primer lugar Educación ha de autorizarlo y, después, buscar fondos propios para el derribo. En cualquier caso, el alcalde dijo que el Consistorio y el consejo escolar confían en que el bloque se eche abajo a lo largo de este curso y han urgido a la Generalitat a que destine fondos de forma inminente para construir un nuevo edificio que permita recuperar el comedor y la cocina en el curso 2017-2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine