El Consorcio de Aguas estudia medidas para paliar los efectos de la sequía en la comarca

La Marina Baixa está en situación de emergencia, aunque los técnicos aseguran que tiene garantizado el suministro

31.08.2016 | 03:05
Distintos representantes del Consorcio de Aguas, antes de iniciarse la reunión

El Ayuntamiento de Benidorm ha propuesto a los miembros del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa una batería de medidas ´extra´ para mejorar la situación hídrica de la comarca y la gestión de los recursos, en el transcurso de una reunión extraordinaria de la Junta General del Consorcio celebrada este mediodía en el salón de plenos del Ayuntamiento de Benidorm y presidida por el presidente de la Diputación de Alicante y del ente, César Sánchez. La reunión tenía como fin informar a todos los municipios y entidades que forman parte del Consorcio de cuál es la situación hídrica de la comarca después de que la Marina Baixa haya entrado en estado de «emergencia» por sequía.

Tanto Sánchez como el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, han incidido en que, pese a ese escenario de emergencia y a la activación del Plan Estratégico de Gestión de la Sequía, el Consorcio confirma que «el abastecimiento y riego está garantizado en toda la comarca para el año 2016».

El alcalde ha recordado que el Plan Estratégico de Gestión de la Sequía de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y del propio Consorcio recoge una serie de medidas como son: las campañas de concienciación pública, la reducción de consumos innecesarios, las limitaciones de uso esenciales, las reducción de presión, la explotación de suministros subterráneos de reserva, o el aumentar el uso de aguas depuradas. Tras asegurar que «Benidorm tiene en cuenta y ya aplica estas medidas», Pérez ha añadido que «consideramos que existen otras que también pueden ejecutarse y que contribuirían a mejorar la situación y la gestión de los recursos, tanto en un escenario de sequía como en un escenario favorable».

Entre las medidas propuestas hay algunas que ya se han planteado con anterioridad o que están pendientes, como: el desdoblamiento completo de toda la conducción del trasvase Fenollar-Amadorio; regular a través de un convenio las condiciones técnicas, jurídicas y económicas del abastecimiento desde la desaladora de Mutxamel; o la cesión al Consorcio de la explotación y mantenimiento de los tramos de conducción del trasvase que sólo sirvan para abastecer a la comarca.

Pero además, Benidorm plantea medidas para «mejorar recursos en ahorro». La primera afecta a los embalses de la comarca, incluido el de Relleu. Así, pide que se realicen obras para mejorar la capacidad de los pantanos, su dragado y limpieza, la revisión de los protocolos de desembalse y la implantación de sistemas de gestión que eviten aquellos que sean innecesarios. Plantea también revisar los criterios de caudales ecológicos y que se use agua depurada para éstos; ampliar los recursos propios poniendo en valor instalaciones como el pozo de Xirles; y promover nuevas fuentes de abastecimiento.

También se considera necesario que los Ayuntamientos mejoren la eficiencia de las redes de distribución para que en menos de una década todos los municipios de la comarca alcancen un aprovechamiento mínimo del 85% -Benidorm está en el 95%- , reduciendo así las pérdidas de agua en la red, que en algunas localidades supera actualmente el 40%.

Benidorm ha propuesto además mejorar la calidad de las aguas residuales para favorecer su depuración y aprovechamiento; que se aumente la calidad del agua depurada para darle usos adicionales al del riego; y que se incentive mediante subvenciones, ayudas o bonificaciones la creación de redes de distribución de agua depurada.

La Junta General del Consorcio ha acordado estudiar todas las medidas planteadas por Benidorm. Mientras, se espera que se concreten las obras de emergencia solicitadas a través de la CHJ para viabilizar y fomentar el uso de aguas regeneradas para el riego de varias comunidades de regantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine