Benidorm se despide del verano

Las calles, playas y terrazas registran menos afluencia de gente mientras los hosteleros esperan en septiembre un turista de mayor poder adquisitivo

29.08.2016 | 02:14

Benidorm siempre está hasta arriba, pero en verano mucho más. Esta temporada, por momentos, se hacía díficil transitar por el centro de la ciudad debido a la masiva afluencia de turistas que eligieron la capital de la Costa Blanca para pasar sus vacaciones. Sin embargo, las playas y terrazas se empezaron a «vaciar» durante los últimos días. Esta imagen se sumó a las repetidas secuencias de visitantes que recogían sus maletas para emprender el camino de vuelta a casa.

Un verano de récord. Así lo calificó el presidente de la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Benidorm (Abreca), Javier del Castillo, quien matizó que la temporada estival «ha sido espectacular en cantidad pero no tanto en calidad». Castillo recordó que la masiva afluencia de turistas comenzó a notarse ya en Semana Santa y continuó hasta este último fin de semana.

En este sentido, puntualizó que, como sucede cada verano, tras el puente de agosto, los turistas que visitan la ciudad suelen ser matrimonios de entre 25 y 35 años con niños que no pueden permitirse grandes gastos en hostelería. Por este motivo, muchos locales pueden cerrar el turno de noche algo más temprano, ya que no acude ese perfil de cliente que optaba por consumir en bares y restaurantes en la tarde-noche.

«Para septiembre tenemos muy buenas expectativas, esperamos otro tipo de cliente, con un nivel adquisitivo más alto, profesional o matrimonios sin hijos», explicó el máximo representante de los hosteleros. De esta forma esperan consolidar los buenos datos que se han venido cosechando en los últimos meses y, como es lógico, se han visto reflejados en la ocupación hotelera, con cifras del más del 92% en julio y agosto.

Eventos
El presidente de Abreca señaló que los eventos que se desarrollan en el mes de septiembre pretenden consolidar el buen ritmo de la hostelería en Benidorm, aprovechando aún el tirón que la ciudad tiene durante este mes para el turismo. De esta forma, a partir del 5 de septiembre se celebran diferentes actividades dentro del «Pride Gay», como por ejemplo rutas gastronómicas, fiestas temáticas o actuaciones musicales.

«Este tipo de público es muy diferente al del verano», subrayó Del Castillo, quien insistió en que eventos como estos son importantes para poner en valor el sector hostelero de la localidad. Del mismo modo, a finales del mes de septiembre tendrá lugar «la semana de la brocheta», en la que participa un gran número de establecimientos de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine