Un privilegio que ha sido puesto en tela de juicio

25.08.2016 | 00:26

Los acreedores de la constructura Olga Urbana, la promotora del In Tempo, interpusieron una demanda en la que solicitan que se revise la condición de «acreedor privilegiado» otorgada a la Sareb en el proceso de liquidación. En concreto, entienden que durante una etapa primero Caixa Galicia y depués la Sareb acutaron como administradora de la sociedad y, por tanto, tendría responsabilidad en la quiebra final que provocó el desastre del In Tempo. a. s. s.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine