Las limpiadoras de hotel salen a las calles de Benidorm para exigir mejores condiciones

Unas 150 personas se congregan en una céntrica plaza de la ciudad en pleno agosto para arropar al colectivo

18.08.2016 | 01:47
Las limpiadoras de hotel salen a las calles de Benidorm para exigir mejores condiciones

El gobierno local del PP no acudió a la concentración, a la que sí asistieron representantes del PSOE, C's y Compromís.

Las «Kellys» salieron ayer por primera vez a las calles de Benidorm para dar un golpe encima de la mesa y poner rostro a los problemas que sufren en silencio como consecuncia de sus amplias e intensas jornadas laborales. Así, las limpiadores de hotel de la capital de la Costa Blanca lograron congregar a cerca de 150 personas en pleno mes de agosto, según calcularon fuentes de la Policía Local consultadas por este diario, en la céntrica plaza Triangular para ser, por una vez, las protagonistas y alzar su voz con un único fin: una mejora real de sus condiciones laborales.

Hace un mes que las limpiadoras de hotel se agruparon dentro del colectivo «Las Kellys» en Benidorm. Una organización a nivel nacional que desde hace unas semanas tiene representación también en uno de los principales destinos vacacionales de la península. Un total de 3.000 mujeres trabajan como camareras de piso en la ciudad de los rascacielos y sufren las duras condiciones de trabajo que eso supone.

«A las seis de la mañana empezamos las tareas. Y en una hora y media tenemos que limpiar las dependencias de todo un hotel», relató una de las «Kellys» que ayer cogió el micrófono para contar cómo es el día a día en su trabajo. Zona por zona, fue enumerando todos los sitios por los que deben limpiar antes de que sean las siete y media de la mañana y los primeros clientes abandonen sus habitaciones. Y luego escalera arriba y escalera abajo. Así se pasan la mañana estas mujeres con el carro de la limpieza a cuestas buscando las habitaciones vacías para hacerlas en el menor tiempo posible. «No se nos ve detrás de esos enormes montones de ropa de cama y toallas. Parece que la camarera no existe, pero está ahí empujando y empujando», decía otra de limpiadoras.

Pero ahí no queda la cosa. La toxicidad de los productos de limpieza que emplean algunos hoteles deja huella de por vida en muchas trabajadoras, como relataron ayer. «Entre habitación y habitación tómate la pastilla. Sí, esa que te alivia los dolores crónicos», lanzó una de las representantes del gremio.

Más inspecciones
Se da la circunstancia de que durante estos días la Inspección de Trabajo ha puesto el foco en este tipo de empleadas, que en ocasiones son subcontratadas por una tercerca empresa lo que les produce una merma en su salario de cerca de 300 euros. Otra de las reclamaciones generalizadas fue un mayor control de la administración.

Asistencia
La movilización, que duró cerca de una hora y media y se desarrolló de forma pacífica y sin ningún incidente en la tarde de ayer, contó con la asistencia del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Benidorm, Rubén Martínez, el edil de Ciudadanos (C's) Juan Balastegui o el representante de Compromís, Josep Bigorra. Incluso la diputada nacional Rita Bosaho, de Podemos, acudió a la protesta. Sin embargo, nadie del equipo de gobierno local del PP apareció por la concentración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine