Benidorm

Lucha de gladiadores entre rascacielos

Más de 6.000 personas asisten a la segunda edición del Circus Máximus que traslada la ciudad a la época romana

06.08.2016 | 02:13

Combates a espada y carreras de bigas (carros con dos caballos). Un espectacular montaje –compuesto por más de una veintena de actores, caballos, 150 piezas de vestuarios y 50 tipos de armas de época– logró que miles de espectadores reunidos anoche en la plaza de toros de Benidorm se trasladaran siglos atrás en el tiempo. Por segundo año consecutivo el Circus Maximus sorprendió al público por su realismo y originalidad.

La lucha de los gladiadores por alcanzar la libertad comenzó pasadas las 22 horas en el coso de la ciudad. Tras las demostraciones ecuestres, entre las que se pudo observar el salto entre aros de fuego, los gladiadores se batieron sobre bigas sin descanso.

Espadas

Tal como sucedía en la antigua Roma, sólo el más fuerte de los luchadores puede lograr romper sus cadenas. Para ello, los gladiadores más feroces tuvieron que batirse a espadas hasta que el más valeroso quedó en pie y consiguió el beneplácito del precónsul Quinto Cecilio Metelo de Hispania para dejar atrás su pasado como esclavo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine