Altea autoriza la primera playa para perros del municipio

El Ayuntamiento modifica la ordenanza y habilita un espacio de 340 metros en la zona de Mar y Montaña

09.08.2016 | 01:32

Altea se suma a las playas que permiten el baño de mascotas. El pleno de esta semana aprobó la modificación de la ordenanza de playas -con los votos a favor de Compromís, PSPV-PSOE, Altea amb Trellat y CIPAL y sin el apoyo del PP- que permite al municipio contar con un espacio para animales de compañía, según informaron fuentes municipales.

El concejal de Playas, Roque Ferrer explicó que esta modificación tiene como objetivo permitir la presencia de animales domésticos en un espacio del litoral acotado, aproximadamente de 340 metros de longitud, en la zona de Mar y Montaña. El litoral del municipio está formado por unos 10.300 metros y en este espacio concreto se pretende «asegurar el aprovechamiento y la no discriminación hacia los animales domésticos», según detalló Ferrer.

El concejal destacó que «todo ello siempre se compatibilizará con el uso por parte de personas no portadoras de animales que tienen el mismo derecho a utilizar el espacio público, ya que esta zona habilitada no será de uso exclusivo de personas en compañía de animales domésticos».

Esta zona del litoral se delimitará a través de señalización terrestre vertical, según indicaron las mismas fuentes. Además, se colocarán papeleras, expendedores de bolsas para recogida de excrementos y paneles informativos con las normas a seguir por los propietarios de estos animales, «con el fin de regular su conducta y definir las condiciones de salubridad del espacio público», tal como apuntaron las mismas fuentes.

De esta forma, la presencia de animales de compañía en las playas estará sujeta al cumplimiento de las condiciones de seguridad, higiénico-sanitarias y de convivencia ciudadana establecidas en la presente ordenanza y en las disposiciones municipales relativas a la tenencia y protección de animales y en su caso a la legislación específica vigente. Es decir, que el propietario o acompañante del mismo, se considera responsable de las actuaciones que el animal realice y perjuicios que ocasione.

El concejal insistió en que las personas con perros y otros animales deberán evitar que éstos realicen sus deposiciones en la playa y en la obligatoriedad de recoger y retirar los excrementos, así como en limpiar la parte del dominio público que haya sido afectada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine